El número de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) aprobados por las autoridades laborales se redujo a más de la mitad en los nueve primeros meses del año en comparación con igual periodo de 2009, y los expedientes autorizados bajaron un 18,6%, según los últimos datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración.

En concreto, un total de 218.097 trabajadores se vieron afectados por un ERE hasta septiembre, frente a los 462.514 de igual periodo de 2009, lo que, en términos relativos, implica un descenso del 52,8%, después de haber estado el año pasado subiendo a tasas de hasta cuatro dígitos.

El número de ERE autorizados descendió hasta 12.064 en los nueve primeros meses, con una caída del 18,6% respecto a igual periodo de 2009. De ellos, 10.960 fueron pactados con los representantes de los trabajadores y 1.104 no pactados, afectando, respectivamente, a 178.226 y 224.685 trabajadores.

Del total de expedientes autorizados hasta septiembre, un total de 5.081 se encuadran en la industria, con un descenso interanual del 35,9%, mientras que 4.668 lo hacen en los servicios (-4,3%), 1.736 en la construcción (+32,9%) y 4.668 en la agricultura (-4,3%).

En total, 132.185 empleados de la industria se vieron inmersos en un ERE hasta septiembre pasado, un 61,6% menos, frente a los 49.008 de los servicios (-30,9%), los 17.506 de la construcción (+19,8%) y los 4.212 de la agricultura (-27%).

MENOS DESPIDOS COLECTIVOS

De enero a septiembre, el número de expedientes de extinción de empleo (despidos colectivos) autorizados por las autoridades laborales descendió un 18,6% en tasa interanual, con 2.527 procesos. Estos expedientes significaron el despido de 38.146 trabajadores, un 23,7% menos que en los nueve primeros meses del año pasado.

Por su parte, los ERE de suspensión temporal de empleo alcanzaron los 7.885 en los nueve primeros meses, un 21,8% menos, mientras que el número de afectados por estos expedientes se redujo un 59,6%, con 148.871 trabajadores.