El ministro irlandés de Finanzas, Brian Lenihan, dijo hoy que recomendará a su Gobierno que presente una solicitud formal para acceder al plan de rescate financiero de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Voy a recomendar al Gobierno que comience con los trámites formales para acceder al programa", declaró el ministro a la Radiotelevisión irlandesa (RTE).

Lenihan, que no precisó la cantidad que se solicitaría, indicó que planteará su propuesta esta tarde al Consejo de Ministros, que se reúne en Dublín para finalizar el plan de austeridad cuatrienal, un texto clave para determinar el montante final del rescate económico de Irlanda.

Según la RTE, el Consejo de Ministros firmará hoy mismo la solicitud formal de ayuda, la cual podría presentarse a las autoridades competentes al día siguiente.

El titular de Finanzas también confirmó que las conversaciones con la misión técnica de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI, que comenzaron el pasado jueves, concluyeron este sábado.

Respecto a la cantidad que necesita Irlanda para sanear su sistema bancario y cuentas públicas, Lenihan se limitó a fijarla en "decenas de miles de millones de euros", pero rechazó que ésta llegue a los "70.000 u 80.000" millones.

El ministro explicó que la mayoría del dinero se usará para corregir el déficit público irlandés "durante los próximos años", mientras que para la banca nacional se podría crear un "fondo en espera" o de "contingencia" para demostrar a los mercados internacionales la existencia de liquidez, lo que no significa, precisó, que se vaya a utilizar.

Lenihan recordó, además, que el sistema bancario irlandés cuenta con el respaldo del BCE, aunque advirtió de que los bancos nacionales deben romper progresivamente con esta dependencia.

El ministro tampoco avanzó el tipo de interés que pagará el Estado para devolver el préstamo de la UE y del FMI, pero aseguró que será "mucho menor" que el exigido por los mercados internacionales.

"Creo que es importante que este Estado continúe financiándose de una manera estable, que se mantenga la continuidad económica, que no haya peligro cuando el Estado tenga que acceder a préstamos", señaló Lenihan.

"Y sobre todo -agregó-, la cuestión que se ha destacado esta semana, que nuestro sector bancario necesita estabilizarse".