La Unión Europea y EEUU rechazaron hoy el proteccionismo comercial y las devaluaciones oportunistas en la declaración final de la cumbre bilateral celebrada enLisboa, en la que anunciaron también que combatirán juntos el "cibercrimen".

En el comunicado final de la reunión, que siguió a las cumbres de con la OTAN y Rusia, Washington y Bruselas instaron a los demás integrantes del G20 a evitar "devaluaciones competitivas" de sus monedas y también "desequilibrios insostenibles" en sus finanzas.

Los resultados de la cumbre fueron anunciados por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, el de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y el presidente estadounidense, Barack Obama, que en su declaración conjunta rechazaron además "el proteccionismo como respuesta a los problemas económicos".

El documento pide un nuevo impulso para cerrar la Ronda de Doha de liberalización del comercio mundial y considera 2011 una "oportunidad crítica" para lograr un acuerdo comercial.