El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha afirmado hoy que el Gobierno "nunca" se ha planteado presentar su proyecto de ley para reformar las pensiones antes de marzo o abril de 2011.

En declaraciones a la prensa en el Congreso de los Diputados, Gómez ha rechazado que suponga un aplazamiento el presentar su nueva propuesta de reforma de las pensiones el tercer o cuarto mes de 2011.

"El proyecto de ley no está aplazado hasta marzo o abril. Es que nunca se planteó hacerlo antes, que es muy distinto", ha sostenido Gómez.

Sin embargo, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha insistido en varias ocasiones en que la intención del Ejecutivo era presentarlo antes de que finalizase este año.

Según el calendario que maneja Gómez, en diciembre se terminará la discusión parlamentaria del Pacto de Toledo sobre la propuesta inicial de reforma del Gobierno, cuya medida principal y que más rechazos genera es la de elevar la edad legal de jubilación en dos años (de los 65 actuales a los 67).

Después, tras las vacaciones de Navidad, se iniciará en enero el procedimiento "habitual" de dialogar con los empresarios y los sindicatos las recomendaciones hechas por la Comisión del Pacto de Toledo, precisó el titular de empleo.

Posteriormente, entre marzo o abril el Gobierno presentará su proyecto de ley para reformar el sistema público de pensiones.

Preguntado si el Ejecutivo tiene urgencia para acometer esta reforma, recordó que la situación del sistema de público de pensiones es "muy razonable".

No obstante, advirtió que "cuando avanzamos hacia 10-12-15 años la situación se complica, aumentan los gastos, aumenta mucho más la población mayor de 65 años, y esto significa que tenemos que preparar al país y al sistema de pensiones para ese momento".

Por ello, defendió que las reformas se hagan "suavemente" para que tengan el "menor impacto posible" en las personas que van cumpliendo la edad de jubilación.