La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, considera "razonable" la posibilidad de que el Banco Santander y el BBVA formen parte de la lista de 19 bancos que deberán contar con más reservas de capital.

Así lo puso de manifiesto Salgado tras la cena con los jefes de Estado y de Gobierno del G-20, donde resaltó que será el Consejo de Estabilidad Financiera el que decida los bancos que formarán parte de esa lista.

La propuesta de reforma financiera que bajara el G-20 contempla la posibilidad de exigir más capital a la gran banca con presencia internacional que a las entidades que operan en territorio nacional.

Así, se exigiría mayor capital a las entidades conocidas como sistémicas, que son las consideradas demasiado grandes y cuya eventual quiebra podría poner en riesgo el sistema financiero global.

De aprobarse esta propuesta, las normas comenzarían a aplicarse el 1 de enero de 2013 y las exigencias de capital irían incrementando cada año, gasta alcanzar un máximo en enero de 2019.

Además, Salgado, dejó claro que España someterá su política económica a la supervisión del Fondo Monetario Internacional como el resto de miembros del G20. El plan de acción que se aprobará hoy recogerá los compromisos de cada país para lograr una recuperación sostenible y España, a pesar de que sigue ostentando el papel de país invitado, también se someterá su política económica a supervisión.

Cada país ha entregado al Fondo Monetario Internacional la documentación con sus principales indicadores, las medidas de austeridad y las reformas en marcha y esa información se plasmará en fichas individuales. Como el resto de países, insistió Salgado, España ha marcado sus compromisos ante el FMI y atenderá las recomendaciones que le haga en el futuro como participante en el G20.

Por otra parte, funcionarios chinos presentes en la cumbre del G20 arremetieron ayer contra la segunda inyección monetaria anunciada por la Reserva Federal de Estados Unidos y expresaron su oposición a cualquier recorte de su superávit. La emisión de 600.000 millones de dólares de EEUU "minará la recuperación económica global", señaló Zhang Tao, director general del departamento Internacional del Banco Popular de China.

Mientras, Obama, aseguró que la cumbre dará como resultado "un acuerdo amplio" para "garantizar un crecimiento sostenible y equilibrado". El mandatario no ha tenido un buen comienzo, ya no consiguió cerrar un acuerdo sobre el Tratado de Libre Comercio con Corea del Sur en el plazo previsto. diferencias se centran en los aranceles que Corea del Sur impone a los automóviles y la carne de res de EE UU.