El parqué madrileño ha cerrado la sesión con una subida del 0,76%, que ha situado al Ibex 35 en el nivel de los 10.226,8 puntos, gracias al impulso de la banca, en una jornada marcada por un gran volatilidad.

El Ibex comenzó la sesión con una fuerte caída, lastrada por el descenso de la banca, que puso en peligro el soporte de los 9.900 puntos. El selectivo logró recuperar la senda positiva a mediodía y mantenerla hasta el cierre de la sesión, pero no pudo mantener la intensidad del repunte, que llegó a rozar el 1,5% tras la apertura de Wall Street.

Banco Popular lideró las subidas del Ibex, con un 5,90%, seguido de Bankinter (+3,78%), Banco Sabadell (+3%), BBVA (+2,87%), Banesto (+2,83%) y Banco Santander (+1,99%).

Entre las subidas también se situaron Endesa (+2,62%), BME (+2,20%), Gas Natural (+2,12%) y Abengoa (+1,40%). Telefónica, por su parte, terminó plana, mientras que en el lado de los descensos se colocaron Indra (-3,64%), ArcelorMittal (-2,83%), Gamesa (-2,10%), Ferrovial (-1,7%) y Repsol YPF (-1,01%).

El mensaje lanzado por los ministros de Economía de Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido calmó la preocupación de los mercados ante un posible rescate de Irlanda, al aclarar que cualquier uso del Fondo de Rescate Europeo no incluiría la implicación del sector privado.

Los expertos aseguran que el mensaje lanzado por Europa y la buena acogida de la emisión que ha realizado el Tesoro italiano han logrado detener la sangría del mercado, en especial, del sector financiero, lo que ha propiciado el cierre de posiciones cortas en torno a este sector. No obstante, advierten de que la situación de Irlanda no está controlada y puede volver a complicar las bolsas.

Asimismo, el ministro de Finanzas de Irlanda, Brian Lenihan, ha asegurado que Irlanda cuenta con financiación suficiente hasta junio de 2011 y tiene "sustanciales" reservas en efectivo, por lo que, en su opinión, no tiene sentido poner en marcha el Fondo de Estabilidad Financiera Europeo.