04 de noviembre de 2009
04.11.2009
CE. Bruselas retrasa la fecha para el crecimiento positivo en España

El "estirón" llegará en 2011

La comunidad Europea avisa de que la Hacienda española afronta previsiblemente "un largo período de bajos ingresos fiscales". En 2010 la evolución del PIB seguirá siendo negativa

04.11.2009 | 00:57
Almunia, comisario europeo de Asuntos Económicos.
España volverá a registrar un crecimiento anual positivo en 2011, como el resto de sus socios de la Unión Europea (UE), pero tendrá que soportar una tasa de paro del 20,5%, lo que agravará los desafíos a que debe hacer frente el país.
La Comisión Europea (CE) presentó ayer sus previsiones macroeconómicas de otoño para el conjunto de la UE y los dieciséis miembros de la zona del euro, en las que asegura que a partir del tercer trimestre de 2010 la economía española empezará a registrar crecimientos trimestrales positivos.
No obstante, en 2010 la evolución del PIB seguirá siendo negativa en tres países de la Eurozona: España (-0,8%), Grecia (-0,3) e Irlanda (-1,4%).
Según los últimos datos de Bruselas, la evolución anual del PIB español pasará del -3,7% en 2009 y -0,8% en 2010 a un "moderado" 1,0% en 2011.
En el apartado del informe dedicado a España, la Comisión destaca que la recesión ha tenido un fuerte coste en términos de empleo y déficit, que "puede conducir a un alto desempleo de larga duración y a un agudo deterioro de la sostenibilidad de las finanzas públicas a largo plazo".
Las nuevas previsiones mantienen a España como el país con mayor tasa de paro tanto de la Eurozona como de la UE a lo largo de todo el período analizado: 17,9% en 2009, 20,0% en 2010 y 20,5% en 2011.
Bruselas surbaya que "algunas de las recientes medidas fiscales anunciadas en la ley de presupuestos para 2010, como la eliminación de rebajas impositivas y la subida del IVA, podrían tener un impacto negativo sobre el consumo privado", apunta el informe de la CE.
Preguntado por esta observación, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, ha restado gravedad al aviso. En su opinión, es "lógico" y "necesario" en el caso español que se trate de cuadrar las cuentas aumentando los ingresos y no sólo reduciendo los gastos.
En su diagnóstico, Bruselas avisa de que la Hacienda española afronta previsiblemente "un largo período de bajos ingresos fiscales". Constituye, por ello, un "importante desafío" la cuestión de saber cómo aumentar los ingresos públicos totales "sin distorsionar los incentivos a los agentes económicos".
Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, situó ayer en "finales de este año o principios de 2010" el inicio de la recuperación económica.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine