Unos 2.000 trabajadores de Seat volvieron a cortar ayer la autovía A-2, a su paso por Martorell (Barcelona), en protesta por la amenaza de la compañía de presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para hacer frente a un excedente laboral que cifra en 1.400 trabajadores.

Los trabajadores cortaron la vía hacia las 14.45 horas en ambos sentidos, lo que provocó retenciones de tres kilómetros de longitud en sentido Barcelona y un kilómetro en sentido Lleida, según informaron fuentes del Servei Català de Trànsit (SCT).