Las tarifas reguladas del gas natural subirán la próxima semana una media del 9,56 por ciento, aunque el incremento será del 5,67 por ciento para la mayoría de los consumidores domésticos (51 por ciento), informó ayer el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

El departamento que encabeza José Montilla subraya en un comunicado que, "mientras la escalada de los precios del crudo no se detenga, las tarifas tendrán necesariamente que reflejar esa evolución".

La propuesta de tarifas gasistas elaborada por Industria fue aprobada hoy por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos y se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Las subidas oscilarán entre el 5,67 por ciento para los usuarios domésticos con menor consumo y el 18,27% para los consumidores con tarifa interrumpible, es decir aquellos que pagan precios inferiores a cambio de aceptar cortes de suministro en caso de necesidad.

En concreto, las tarifas subirán un 5,67% para los usuarios domésticos que consuman 2.325 kilovatios/hora al año (un 51% del total) y un 6,35% para los que tengan un consumo de 4.650 kilovatios/hora anuales. En el segmento de usuarios domésticos con consumos comerciales de 290.834 kilovatios/hora al año el incremento será del 11,07 por ciento.