El Banco Central Europeo (BCE) advirtió ayer de que a pesar de que los precios del petróleo han experimentado un ligero descenso en las últimas semanas, los precios continúan altos, por lo que podrían alterar el crecimiento previsto de la eurozona.

La entidad añade, en su informe mensual de julio, que si esta situación se mantiene durante algún tiempo la tasa de inflación permanecerá por encima del 2 por ciento durante un periodo más prolongado de lo previsto.

La máxima autoridad monetaria europea considera que el dinamismo de la economía mundial podría suponer un riesgo para la estabilidad de precios. El Banco Central Europeo cree que este dinamismo podría continuar ejerciendo presiones al alza sobre el precio de las materias primas, sobre todo el petróleo. En cualquier caso, el instituto emisor considera que la recuperación económica de la zona euro continuará debido a que existen las condiciones necesarias para su ampliación y fortalecimiento.

Respecto al crecimiento, el Banco Central destacó que éste continúa fuerte en el exterior de la zona euro, lo que debería promover las exportaciones en la eurozona. En el ámbito doméstico, la inversión se beneficiará de un entorno exterior positivo y de unas condiciones de financiación favorable. En este contexto, considera que debería producirse una recuperación del consumo privado en línea con el incremento de la renta disponible real y con el esperado fortalecimiento del empleo.

Moderación salarial

El instituto asegura que las perspectivas siguen siendo compatibles a medio plazo con la estabilidad de precios siempre que los salarios evolucionen de forma moderada. Por ello, instó a los interlocutores sociales a considerar las perspectivas de la evolución de los precios a medio plazo en lugar de las tasas de inflación, lo que favorecería la creación del empleo.

En este entorno, el BCE considera que la principal prioridad es que todos los países restablezcan su compromiso en relación con el saneamiento presupuestario. Ayer, el barril de Brent subió un 3,1% en Londres hasta los 37,75 dólares y el de Texas rebasó los 40 dólares.

--

el dato

Los operadores prevén que el barril se estabilice entre 30 y 35 dólares

La Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) prevé que el precio de crudo se estabilice durante los próximos meses en el entorno de los 30-35 dólares por barril y descarta, en principio, una bajada del precio de las gasolinas como la registrada durante junio pasado.

El presidente de la asociación, Jorge Segrelles, auguró que el crudo abandonará la teórica horquilla de entre 22 y 28 dólares tras los últimos máximos históricos.