Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Palma Futsal se reinventa sin Miquel Jaume

El proyecto del Palma Futsal mantiene la ambición de sus últimas temporadas a pesar de no contar con la figura de su desaparecido presidente y fundador, el alma de un club que quiere más

Los jugadores del Palma  posan con el trofeo.

Los jugadores del Palma posan con el trofeo.

Hace tiempo que el Palma Futsal aspira a todo. Con el eterno duelo de no poder contar con su fundador, presidente y alma de la entidad, el fallecido Miquel Jaume, el club mallorquín quiere levantar un trofeo de una vez. Sea la Copa del Rey, la Copa de España o incluso la Liga, pero la intención de dedicársela al manacorí, primero, y a la fiel afición, después, alimenta un proyecto que sigue vivo y con la ilusión por bandera. No es un tópico, así se mueve una entidad que mantiene la ambición en su proyecto en la elite.

Cainan, Mancuso y Chaguinha son las tres caras nuevas de este verano, mientras que Eloy Rojas y Pope regresan para formar parte del grupo. Eloy ha vuelto después de un año cedido en Zaragoza donde firmó una temporada extraordinaria que le valió para ser uno de los mejores de la liga y uno de los máximos goleadores de la temporada pasada. Por su parte, Pope será el primer canterano que llega al primer equipo para quedarse, tras triunfar en sus cesiones. El cierre ha pasado por todas las categorías de la entidad y ahora se pone a las órdenes de un Antonio Vadillo que quiere exprimir el máximo de este grupo de jugadores.

La herencia de Miquel Jaume es la estructura sólida de un club capaz de sobrevivir con sus propios recursos. El crecimiento de los últimos años en todas las facetas ha hecho que el proyecto haya salido adelante, se hayan llevado a cabo los refuerzos previstos y pueda seguir compitiendo al máximo nivel pese a perder a la persona más importante del club en marzo de 2021. 

La Primera División está igualando sus fuerzas. Las diferencias cada vez son más reducidas por el aumento de los presupuestos de los equipos de la clase media, aunque los tres grandes -Barcelona, Movistar Inter y ElPozo- todavía cuentan con un mayor potencial. El Palma Futsal quiere dar un paso adelante de una vez y tocar el cielo del fútbol sala. Este debe ser su año.

Compartir el artículo

stats