Ciclismo

Mavi García pierde la corona y Yurani Blanco brilla con una gran plata en el Nacional de fondo en carretera

La ciclista vasca Usoa Ostolaza vence a las mallorquinas en un final muy intenso en San Lorenzo de El Escorial

Yurani Blanco y Mavi García escoltan a la campeona Usoa Ostolaza.

Yurani Blanco y Mavi García escoltan a la campeona Usoa Ostolaza. / RFEC

Mavi García se quedó sin corona. Superada por la también mallorquina Yurani Blanco, que logró una fabulosa plata, la palmesana se tuvo que conformar con el bronce en un Campeonato de España femenino de fondo en carretera disputado en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid) ganado por Usoa Ostolaza.

Cuando parecía que Mavi García iba a volver a ejercer de absoluta patrona de la prueba que ha ganado estos últimos años, que se marchaba sin remisión para volver a ganar, pagó caro el esfuerzo hecho en los 118,8 kilómetros, y sus rivales, lejos de claudicar, se rebelaron, y acabaron por superar a la gran favorita.

Fue el premio al gran trabajo de las corredoras del Laboral Kutxa, que tras verse superadas por la balear e incluso quedarse descolgadas reaccionaron con fe y en un final vibrante en los adoquines se impusieron. Ostolaza, que dedicó la victoria a su novio y entrenador Julen, se llevó el oro con un crono de 3h08:56 por delante de su compañera Blanco, a la que superó en cinco segundos. Blanco, formada en el Club Ciclista Petra a las órdenes de Miquel Riera, se quedó con la miel en los labios.

Mavi García, ganadora las cuatro ediciones anteriores, no tuvo más remedio que claudicar y firmar un tercer puesto a nueve segundos que pocos metros antes parecía destinado a ser una nueva victoria, pero esta vez las fuerzas le fallaron en el último suspiro. Sara Martín (Movistar) luchó hasta que pudo y al final estuvo muy cerca del podio.

"No sé cómo, pero mis piernas han ido. No me lo puedo creer. Me he encontrado con fuerzas y he sacado todo lo que tenía", aseguró aún fatigada la nueva campeona nacional nada más cruzar la meta en la localidad madrileña.

Fue un brillante colofón a una prueba emocionante, que como es habitual contó con numerosas intentonas y escapadas por las carreteras próximas a San Lorenzo de El Escorial. Aunque a la postre no tenían éxito fue comenzando a desgastar las reservas de Mavi García, que tuvo que trabajar de forma reiterada.

El Campeonato comenzó a encarecerse cuando Yurani Blanco, bronce hace dos años, decidió marcharse a 26,3 de meta. La ciclista mallorquina abandonó la disciplina del grupo de elegidas y comenzó a incrementar su ventaja sin remisión. Nadie pudo seguirla. Llegó incluso a disponer de un minuto y trece segundos de renta a falta de 15 kilómetros.

Por detrás, Mavi García seleccionó aún más el grupo de aspirantes al triunfo y, aunque la exigente subida a Abantos no mermó un ápice el empuje de Blanco, sí que apretó la situación, con 25 segundos de distancia, y supuso un tremendo desgaste.

La bajada fue el preludio hacia la última y definitiva subida hacia San Lorenzo de El escorial. Mavi García optó por arrancar cuando faltaban 2,1 kilómetros y rápidamente alcanzó a Blanco. Incluso la superó.

Ostolaza, que había reservado fuerzas, también llegó a la altura de su compañera. Se negó a rendirse. Le dio sus réditos. Mavi García se desfondó a falta de 500 metros y sus rivales -Blanco volvió a la carga- la atraparon para jugarse el triunfo en un final en el que no pudo más y tuvo que ceder ante las corredoras del Laboral Kutxa.

En categoría sub-23 se completó el festival del Laboral Kutxa con la victoria de Eneritz Vadillo con un crono de 3h12:14, con 14 segundos de ventaja sobre Paula Blasi (Massi Baix) y 1:31 respecto a la mallorquina Marina Garau (Riomiera-Meruelo).