Vela

Un calendario frenético para el Real Club Náutico de Palma

«Es la temporada de mayor actividad de los últimos veinte años», afirma Manu Fraga, director de la emblemática institución, y que estima que las competiciones que organizan tendrá un impacto directo para Mallorca de unos treinta millones de euros

La clase J/70 disputará su campeonato del mundo en Palma del 13 al 22 de septiembre.

La clase J/70 disputará su campeonato del mundo en Palma del 13 al 22 de septiembre. / Mallorca Press

El Real Club Náutico de Palma (RCNP) habrá sido el escenario de ocho grandes regatas europeas y mundiales a finales de 2024. La temporada, que se inició a finales de abril con la disputa de la vigésima edición de PalmaVela, se prolongará hasta diciembre con competiciones de crucero, monotipos, maxis y vela ligera en formatos que abarcan desde recorridos costeros y técnicos hasta travesías de altura. 

Manu Fraga, director del Real Club Náutico de Palma, estima que el conjunto de estos acontecimientos tendrá un impacto directo de más de 30 millones de euros para Mallorca. «Es la temporada de mayor actividad de los últimos 20 años. Nunca habíamos organizado tantos y tan importantes eventos, y nunca habíamos ofrecido un retorno social y económico de esta envergadura. El RCNP ha alcanzado un nivel de compromiso que es único en nuestro país, tanto en su papel de anfitrión de regatas con repercusión internacional como de fomento del deporte de base», asegura Fraga, enfrascado desde hace semanas en la organización de la próxima Copa del Rey.

La Larga, la regata offshore que sirve de prólogo para la PalmaVela, ha alcanzado esta temporada su cifra récord de participantes y se ha convertido en una de las regatas de referencia en el Mediterráneo Occidental. PalmaVela, por su parte, se ha visto reforzada en su vigésima edición con la presencia de las 52 Superseries y una destacada participación de la flota ORC.

La Copa del Rey Mapfre es una de las citas estrella de la temporada.

La Copa del Rey Mapfre es una de las citas estrella de la temporada. / Mallorca Press

La siguiente regata del calendario del RCNP será la Copa del Rey Mapfre, que incorpora importantes novedades en su programa de competición y en el sistema de puntuación. El evento estrella del RCNP se prepara para acoger en 2025 el Campeonato de Europa de la clase ORC, ocasión en la que, muy probablemente, se alcanzará una cifra de participantes nunca antes vista. Por el momento, la Copa de este año, que tendrá lugar entre el 27 de julio y el 3 de agosto, está a punto de colgar el cartel de ‘completo’ con casi 120 embarcaciones preinscritas, más de un 20% de las que se reunieron el pasado año en Palma.

Pasada la resaca de la Copa del Rey, el RCNP tendrá el tiempo justo para recuperarse y afrontar un nuevo reto. Por primera vez en su historia, la Bahía de Palma será el escenario de un Campeonato del Mundo de la clase J/70 (13-22 de septiembre). La inscripción confirmada de alrededor de un centenar de estos monotipos llegados de todo el planeta garantiza un espectáculo de máximo nivel.

Aunque no es novedad, no resulta menos importante la elección del Real Club Náutico de Palma para la disputa de un nuevo mundial de Nautor Swan (23-27 de octubre), cuya vinculación a la entidad ha permitido disfrutar en Mallorca de las competiciones más destacadas de este prestigioso astillero finlandés a lo largo de la última década.

Europeo de OK Dinghy

La elección de Palma para la celebración del campeonato Europa de OK Dinghy, clase de vela ligera impulsada en España por el RCNP, constata el interés que ha suscitado este modelo de embarcación entre los regatistas senior de nuestro país y el deseo de los competidores internacionales por navegar en aguas de Mallorca. 

La competición se disputará entre el 28 de octubre y el 3 de noviembre, y se espera que reúna alrededor de 70 barcos. «El caso del OK Dinghy es muy peculiar, pues se trata de un barco que no tenía flota en Mallorca y que, desde la pandemia, ha experimentado un auge importante gracias al empeño de Luis Portella y Javier Estarellas, dos de nuestros socios más vinculado a las regatas», explica Fraga.

Otra de las grandes novedades de 2024 es la organización de una regata de altura para la clase Mini Transat, inédita hasta la fecha en el Real Club Náutico de Palma. La travesía Palma-Melilla-Palma (5-22 de noviembre) vio cómo se agotaban todas sus plazas en apenas una semana, prueba de la atracción que despierta el Náutico de Palma dentro de la comunidad de navegantes, incluso los de aquellas clases que nunca antes han participado en sus regatas. «Ya se puede decir de ella que es todo un éxito», afirma el vocal de vela del RCNP, Hugo Ramón, impulsor de este evento. 

Hugo Ramón, durante un entrenamiento para la Mini Transat 2025.

Hugo Ramón, durante un entrenamiento para la Mini Transat 2025. / Mallorca Press

Hugo está preparando su participación en la edición 2025 de la Mini Transat, regata en solitario que ha completado ya en tres ocasiones. «Aunque en los últimos años he estado vinculado al club como entrenador y después como directivo, no he dejado de sentir la llamada del océano. Para mí significa mucho que mi club, por primera vez, sea la sede de una regata clasificatoria de la clase Mini, a la que me siento tan vinculado», afirma Ramón.

El broche final a la temporada del RCNP lo pondrá el 72 Trofeo Ciutat de Palma de la clase Optimist, la competición deportiva más antigua de Baleares y una de las citas ineludibles de la vela infantil europea, que cada año reúne a casi medio millar de deportistas coincidiendo con el puente de la constitución, a principios de diciembre. «Esta es la regata que más conecta con nuestra labor difusora de la vela de base y, sin duda, la que organizamos con más cariño», concluye Manu Fraga.n