Fútbol. Eurocopa 2024

La afición alemana vibra en Mallorca con el triunfo de su selección

Miles de aficionados de vacaciones en la isla festejan el contundente triunfo de la ‘Mannschaft’ ante Escocia

Cerca de 150 residentes se reúnen en Lloret por invitación del cónsul germano y del propietario de la Kulturfinca

Manuel Fernández

Manuel Fernández

El inicio de la Eurocopa de fútbol en Alemania arrancó de la forma más alegre y animosa posible entre la comunidad germana que está en Mallorca. Tanto los residentes como los aficionados que están de vacaciones en la isla vibraron con el claro triunfo de la Mannschaft.

Una victoria que se celebró, como ya es habitual en las zonas turísticas, con mucho ruido y mucha fiesta. La música y el alcohol completaron una noche que se alargó incluso algo más de lo normal por estas fechas. No se vivieron incidentes de gran calado, aunque como es habitual en este tipo de celebraciones, algunos fueron más allá de lo convencional y se produjeron algunas situaciones poco agradables e incívicas.

Los turistas alemanes han seguido el partido de su selección en los locales de ocio de s'Arenal

La conocida calle del Jamón aparecía con sus locales a rebosar, como el Bamboleo o el Bierkönig, y la calle de la Cerveza también presentaba un ambiente clásico de verano, como en Las Palmeras, Deutches Eck y Et Domsche. Sin embargo, la dimensión de este partido fue mucho más allá de los bares típicos y cualquier establecimiento con pantalla hizo una buena caja en el primer día de la Eurocopa y, sobre todo, con la presencia de la selección alemana en el partido inaugural. Esta vez, además, todos apoyaban al mismo equipo, algo que por ejemplo no ocurrió a principios de mes cuando se disputó la final de la Champions League que el Borussia Dortmund perdió con el Real Madrid.

Ambiente más distendido en la Kulturfinca de Lloret

Con alegría también celebró el triunfo de la Mannschaft la comunidad alemana residente en la isla en la reunión que se organizó ayer en la Kulturfinca de Lloret de Vistalegre, en donde se siguió en una pantalla gigante la inauguración de la Eurocopa. Al evento habían invitado el cónsul alemán en Mallorca, Wolfgang Engstler, y el propietario de este centro cultural y agroturismo, Will Kauffmann.

Asistieron cerca de 150 personas, que celebraron el triunfo en un ambiente distendido. Los distintos concursos celebrados en la previa del partido contaron con el apoyo de los dos periódicos en alemán que se publican en la isla -Mallorca Zeitung (de la misma empresa editora de Diario de Mallorca) y Mallorca Magazin- y los parroquias alemanas protestantes y católicas de Mallorca.