CICLISMO

Mavi García, la referencia española en el Tour de Francia

La ciclista mallorquina del equipo Liv Racing TeqFind aterriza en París con la intención de mejorar el décimo puesto conquistado durante la pasada edición: "Espero poder competir por los primeros puestos"

Mavi García es la gran esperanza española en el Tour de Francia femenino.

Mavi García es la gran esperanza española en el Tour de Francia femenino. / Liv Racing TeqFind

Elena García

Elena García

La ciclista mallorquina Mavi García (Liv Racing TeqFind) volverá a ser la gran referente española en un Tour de Francia que arranca este domingo, día en el que finaliza su versión masculina, con Annemiek van Vleuten como clara aspirante al triunfo tras su incontestable demostración, hace solo unos días, de su potencial en el Giro Rosa.

La ronda francesa, que cumple su segunda edición, ha revolucionado el ciclismo femenino gracias a la repercusión de una prueba que contará con ocho etapas, siendo sus principales novedades las dos últimas: un final en alto en el Tourmalet y una contrarreloj individual en Pau.

La palmesana, jefa de filas de su equipo, aspira a mejorar el décimo puesto que logró en 2022, en una edicion en la que rozo en varios ocsiones la victoria de etapa y en la que le tocó vivir un surrealista atropello del propio coche de su equipo que no le impidió combatir hasta el último segundo por meterse en el top-10.

“El Tour de France Femmes es lo más destacado de esta temporada. Aficionados de todo el mundo han estado esperando esta carrera durante semanas, todos los ojos están puestos en el pelotón femenino. Eso te motiva más para buscar una buena clasificación general. Quiero mostrar lo mejor posible el maillot de campeona de España al frente de la carrera”, afirma Mavi García.

La ciclista mallorquina llega a París con sensaciones encontradas tras un Giro en el que las cosas no han salido como ella esperaba, pero en el que se ha visto una evolución ascendente con el paso de los días. Con 39 años y tras conquistar una vez más el título de campeona de España de ruta, la corredora no quiere marcarse objetivos antes del inicio de la prueba y es consciente de que, subidas como las de Tourmalet -tan largas y empinadas-, pueden pasarle factura ante rivales menos pesadas.

“Mi preparación para el Tour comenzó incluso antes del Giro Donne con un entrenamiento en altura en Sierra Nevada. En el Giro noté que cada día me hacía más fuerte a medida que ganaba más ritmo de carrera. Después del Giro, entrené con concentración y también descansé, así que llego a Francia con las piernas frescas y estaré fuerte de inmediato. El recorrido es duro, con el clímax siendo la subida del Tourmalet y la contrarreloj individual. Espero que estos sean los dos días decisivos para la clasificación general y que haya emoción hasta entonces. Espero que, con el apoyo del equipo, pueda competir por los primeros puestos”, reconoce en declaraciones a su equipo.

Además de Mavi García, el director deportivo del equipo Liv Racing TeqFind, Wim Stroetinga, ha seleccionado a Caroline Andersson, Rachele Barbieri, Jeanne Korevaar, Silke Smulders, Quinty Ton y Thalita de Jong para dar apoyo inicialmente a Mavi en su intento de conseguir la mejor posición posible en la clasificación general: “Queremos brindarle a Mavi un soporte óptimo en los primeros días para que llegue al último fin de semana con una buena posición. En la etapa hacia el Col du Tourmalet, esperamos que Mavi pueda demostrar que es una de las escaladoras más fuertes del pelotón”.

La organización del Tour de Francia Femenino ha decidido mantener la linea que tan buen resutado dio el año pasado en el diseño de las etapas, combinando recorridos quebrados con parciales llanos y dejando para la parte final de la ronda las jornadas decisivas.

Aunque el arranque de la carrera será mañana, día en el que finaliza la prueba masculina, en esta ocasión la organización ha desligado ambos eventos, trasladando la Grand Depart hasta Clemont-Ferrand y comenzando con un trazado llano pero que esconde una pequeña trampa a 10 kilómetros de meta en forma de cota calificada de 4ª categoría.