Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En contra

Simon Kuper: «El Barça no volverá a estar entre los tres mejores de Europa»

Simon Kuper (Kampala, Uganda, 1969) es uno de los mejores periodistas del planeta. Su libro indispensable ‘La complejidad del Barça’ comparte actualidad con su aldabonazo en el ‘Financial Times’ dentro de su sección semanal, «En 50 años, ¿vivirá alguien en el centro de España?»

Simon Kuper JOAN CORTADELLAS

Para que se haga cargo del tipo de entrevista: «¿El auge y caída y nuevo auge del Barça?»

No lo creo. El Barça volverá al Top 25 continental y estará entre los dos o tres mejores de España, pero no se situará entre los tres o cuatro líderes europeos. Lo cual significa que un año puede llegar a semifinales de la Champions, y otro puede quedar eliminado en la fase de grupos.

Pinta usted un panorama más negro para Mallorca que para el Barça.

Junto con Ibiza, ha sido el sueño vacacional de los europeos, pero Mallorca se ha vuelto demasiado calurosa. Al igual que en Alicante o Torremolinos, el turismo se irá a la costa norte, a Santander o San Sebastián.

¿‘La complejidad del Barça’ arranca de su fascinación por Cruyff?

Sí, fue mi héroe y también el de la mayoría de los aficionados de los Países Bajos donde me crié. Para nosotros, el Barça era un equipo holandés.

Nadie razona como Cruyff, era Oscar Wilde se encuentra con Groucho.

Sí, a veces lo comparo con Freud o Karl Marx. Era un genio loco y completamente original, que cambió el concepto del fútbol.

También dice usted que «Cruyff dejó de pensar en 1992».

Después de protagonizar su revolución, perdió el interés. En cambio Guardiola, que es el hijo de Cruyff, continúa evolucionando desde sus inicios en 2009.

¿El Manchester City es el nuevo Barça?

Hoy, sí. Es un club dirigido por exbarcelonistas como Begiristain, Soriano o el propio Guardiola, y dispone de todo el dinero del mundo. Pero también Liverpool o Bayern desarrollan ideas locas con éxito.

Su análisis turístico olvida que los alemanes, británicos y holandeses aman el Mediterráneo con locura.

Porque es el mejor lugar del mundo para vivir, siempre que ganes más de 25 mil euros al año. Me encantan su informalidad y amabilidad extremas, el «guapo», el «cariño», el «abrazo».

¿Messi es Dios solo cuando juega con el Barça?

También es bueno con Argentina, una selección bastante débil a la que ha llevado a cuatro finales de la Copa América y una del Campeonato del Mundo, con dos derrotas a los penaltis. Messi es simplemente el mejor futbolista en la historia de la humanidad.

¿Cuál es la diferencia entre Messi y Cristiano?

Ambos son excelentes, pero Messi es dos grandes jugadores, un 9 y un 10. Ronaldo solo es un gran 9, aunque tenga experiencia como extremo.

Aprendí en su libro que solo los elegidos aguantan la presión de un estadio lleno.

El estrés es terrible, un montón de adolescentes que juegan con las selecciones española o inglesa Sub’16 se encuentran delante de la multitud y dicen «Odio esto, no lo puedo aguantar». Sabotean sus propias carreras. Las grandes estrellas como Messi también se sienten aterrorizadas, paralizadas y vomitan antes de saltar al campo, pero utilizan la presión como un desafío.

Ha señalado usted también su admiración por Rafael Nadal.

Le admiro, también a Federer, y pienso que Nadal es el hombre más popular de España. No se identifica solo con una parte, podría unir a todo el país. En cambio, el Rey es absolutamente impopular en Cataluña.

Precisamente la independencia de Cataluña se le cruzó mientras preparaba su libro.

España y Cataluña deberían relajarse sobre los asuntos que les enfrentan, y que no son los problemas más importantes del país. El cambio climático es infinitamente más serio para los españoles, que deberían llegar a compromisos en otras cuestiones.

Usted describe a España como el país más feliz de Europa.

No destaca por su felicidad, en eso le superan los escandinavos, pero sí posee una calidad de vida extraordinaria, con la excepción de los mileuristas. Para ser un país perfecto, solo le falta resolver la situación de quienes tienen ingresos bajos.

Veo a gente de mi redacción destrozada cuando el Barça pierde.

Es un caso típicamente español, ligado a la historia del país y al conflicto entre Cataluña y el centralismo. Liverpool o Manchester City no representan a naciones.

¿Podría escribir un libro similar a ‘La complejidad del Barça’ sobre el Madrid de Florentino?

He vivido un año entero en la capital, y he comprobado que el club del Bernabéu no permite que nadie penetre en su funcionamiento. El Barça me brindó un acceso de calidad que es impensable en el Madrid.

Compartir el artículo

stats