Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA DIVISIÓN

El Mallorca necesita cuatro fichajes más

La dirección deportiva trabaja en la llegada de un central, un lateral izquierdo, un extremo y un delantero para dar por zanjada la plantilla

El técnico del Real Mallorca, Javier Aguirre, da instrucciones a Kang In Lee durante el partido en Son Bibiloni frente al Sporting. GUILLEM BOSCH

A falta de poco más de un mes para que el mercado de fichajes eche el cerrojo, la dirección deportiva del Real Mallorca todavía tiene trabajo por delante. Cuatro han sido hasta la fecha los fichajes que ha cerrado la secretaría técnica y cuatro son las posiciones en las que está trabajando para dar por zanjado el plantel. Las prioridades a día de hoy son claras: falta un central, un lateral izquierdo, un extremo y un delantero. Pero para que lleguen estos refuerzos antes hay que hacer hueco en el vestuario y Cufré, Mboula, Alegría y Hoppe no cuentan a día de hoy para el técnico mexicano Javier Aguirre.

La zaga es la línea en la que más trabajo queda por hacer. Las salidas de Oliván, Sedlar y Joan Sastre han sido contrarrestadas con el regreso de Cufré y la contratación de José Copete. Sin embargo, el estilo de juego de Aguirre, con tres centrales y dos carrileros, demanda a gritos la llegada de más futbolistas en esa línea. El lateral derecho es lo único que no debe tocarse. Maffeo y Gio cuentan con la máxima confianza del míster.

Más problemas, sin embargo, surgen en el lateral izquierdo. Cufré no ha convencido durante la pretemporada y el Mallorca le busca salida en forma de cesión. Jaume Costa no puede quedarse solo, por lo que resulta imprescindible encontrarle competencia.

En el centro de la defensa el mexicano cuenta con Valjent, Raíllo, Copete y Russo. Los dos primeros son indiscutibles, pero la pasada campaña el eslovaco bajó sustancialmente el nivel y el cordobés, tras superar sus graves problemas en el tobillo, tampoco deslumbró, ni mucho menos. Por su parte, Copete está llamado a ser el tercer central, aunque su rendimiento en la máxima categoría es una incógnita. Russo tiene asumido su papel secundario, pero desde la dirección deportiva son conscientes que la lesión de alguno de los titulares, como ya ocurriera el pasado curso, puede generar muchos problemas a nivel defensivo. 

En la medular actualmente se cuenta con cuatro futbolistas: dos de carácter más ofensivo, Galarreta y Grenier, y dos más defensivos, Baba y Battaglia. Pese a que al centrocampista vasco no se le espera hasta el mes de diciembre, la secretaría técnica confía en la versatilidad de otros futbolistas como Dani Rodríguez, Antonio Sánchez o Kang In Lee para poder formar en dicha posición.

Otra de las necesidades más evidentes es la de la búsqueda de un extremo con capacidad para poner balones al área. A día de hoy el Mallorca tan solo cuenta con dos jugadores de ese perfil: Lago Junior y Jordi Mboula. El primero ha convencido a Aguirre, pero el segundo sigue sin hacerlo. El equipo necesita como agua de mayo un futbolista con desborde, regate, explosividad y que sea capaz de terminar sus jugadas con centro al área. El año pasado ya quedó constatado que es una posición que hace falta reforzar.

En la línea ofensiva no tienen cabida ni Matthew Hoppe ni Álex Alegría. A los dos se les busca salida. Muriqi se postula como titular, con Ángel Rodríguez y Abdón como complementos, pero en caso de desprenderse del delantero estadounidense y del atacante de Plasencia, el Mallorca también está obligado a encontrar un refuerzo en la zona más adelantada.

Compartir el artículo

stats