Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Muriqui marcará el nivel de ambición

Adiferencia de otras ocasiones, el técnico de turno, en este caso Javier Aguirre, ha hablado. Y lo ha podido decir más alto, pero no más claro: ha pedido al club que intente negociar la continuidad de Vedat Muriqi para la próxima temporada, como piedra angular de su proyecto. Y, además, desveló que el delantero kosovar, que se ha sentido importante en el equipo, ya ha comunicado a quien corresponda que quiere seguir en la isla. Prefiere ser cabeza de ratón que cola de león, lo que era en el Lazio, tapado por las figuras del conjunto romano.

La continuidad o no de Muriqi marcará el nivel de ambición de la dirección deportiva y de los dirigentes del Mallorca, que, también en boca de Aguirre, parecerían haberse dado cuenta de que no pueden volver a jugar con fuego y que hay que reforzar el equipo en una competición tan exigente como la Liga española.

Es verdad que la cantidad estipulada para el traspaso, doce millones de euros, es prohibitiva para el Mallorca, que busca fórmulas para hacerse con sus servicios, aunque sea una sola temporada. Si finalmente Muriqi se queda será la mejor noticia para el club de Son Moix y de paso, que Sarver, Kohlberg y compañía se habrán dado cuenta de que la permanencia se empieza a ganar en verano, antes de que el balón empiece a rodar.

Compartir el artículo

stats