Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto. LEB Oro

El Palmer Palma cree en la salvación tras ganar en Almansa

El equipo mallorquín suma su noveno triunfo de la temporada y se pone a una sola victoria del Prat

8

Victoria del Palmer Palma en la pista del Almansa

El Palmer Palma saltó a La Bombonera sabiendo que el Prat, el equipo que dibuja la línea de la salvación, acababa de perder ante el Valladolid. No podía fallar. Y no falló. Cumplió (80-87). Supo gestionar la tensión del momento, mucho mejor que su rival que, si hubiera vencido, prácticamente habría sellado la permanencia. Ganar ha significado para los mallorquines quedarse a un partido de la ansiada permanencia y ahora les restan cinco jornadas –el miércoles recuperan el partido aplazado contra Estudiantes–. Una vez más, un fin de semana perfecto. 

Ficha técnica

80 - CB Almansa con Afanion: Jalen Nesbitt (11), Kevin Bercy (5), Fabio Santana (6), Robert Grabauskas (8), Justinas Olechnavicius (0). También jugaron Eddy Polanco (10), Carles Bivià (0), Josep Pérez (13), Arvydas Gydra (9), Edu Martínez (16), Iannis Dimakopoulos (2).

87 - Palmer Alma Mediterránea Palma: Elijah Brown (10), Pol Figueras (6), Robert Cosialls (15), Joan Feliu (0), Tomas Pavelka (13). También jugaron Wes Van Beck (12), Kostas Kostadinov (16), Marc Aguiló (0).

Parciales: 18-31, 23-16, 19-21, 20-19

Árbitros: López Herrada, Ávila Zurita y Benavente Parra. Eliminados por faltas personales Robert Grabauskas y Robert Cosialls. Eliminado tras dos técnicas. Jósep Pérez.

El Palmer Palma dominó el encuentro. Exceptuando el 2-0 inicial, siempre comandó en el electrónico. Llegó a ganar de 16 y acabó sufriendo. La escasa posibilidad de rotación –ocho jugadores de la primera plantilla– estuvo a punto de pasarle factura. El partido fue bronco, muy tenso, con piques entre jugadores, varias técnicas y excesivos parones. El arbitraje no gustó a la parroquia local, que protestó airadamente muchas de sus decisiones.

Los 25 puntos desde la línea de tiros libres y los 11 rebotes y la intimidación defensiva de Pavelka fueron claves

decoration

Los mallorquines superaron con nota los cambios defensivos que los manchegos les plantearon, que buscaban romper el ritmo de los isleños. A pesar de que Brown y Van Beck anotaron menos de lo habitual, los 25 puntos desde la línea de tiros libres y los 11 rebotes y la intimidación defensiva de Pavelka fueron claves en la victoria palmesana.

En el primer cuarto el Palma aprovechó la escasa consistencia defensiva y los lapsus de concentración de los almanseños para empezar a marcar diferencias. 

Llegó a ganar de 16 a falta de 3 minutos (10-26). Almansa no sabía cómo parar el acierto de los de Ciutat. Lo intentó sin éxito alternando defensas zonales e individuales y con multitud de cambios de jugadores. Pavelka se convirtió en un muro infranqueable en la zona y Cosialls con 10 puntos fue el abanderado de la anotación inmobiliaria. Se llegó al final con un claro 18-31. 

En el segundo los de Rubén Perelló se metieron en el partido gracias a la dirección de Bivià y a una clara mejoría defensiva. Fueron recortando la diferencia y llegaron a ponerse a 3 (36-39). Fue el cuarto de Kostadinov, que sumó 8 puntos. Decisivos fueron los tiros de personal. Los locales consiguieron 2/3 y los de Pérez y Tomàs 13/16. Se llegó al descanso con un +6 (41-47).

El paso por los vestuarios no varió apenas lo visto en la primera parte. Los albaceteños lo intentaban, recortaban, pero el Palmer, muy serio en la pista y con mucha personalidad, mantenía el tipo. Los tiros libres seguían siendo decisivos (20/27 los mallorquines; 8/9 los locales). Van Beck empezó a sentirse más cómodo en pista y aumentó su producción. El joven del filial Marc Aguiló entró durante un minuto para participar de la rotación. Y sobre la bocina el local Martínez acertó un triple que dejó el marcador en 60-68. 

Justos de energía al final

Restaban diez minutos y había partido. La escasa rotación hacía prever que el cansancio pasaría factura a los isleños, que llegaron justos de energía al final, pero que pudieron y supieron lidiar con esta circunstancia. Después de un 0-4, se pasó a un 8-0 y la ventaja se redujo a 5 (67-72). Brown jugó sus mejores minutos y con la ayuda de Van Beck, Pavelka y Kostadinov, consiguió que su equipo aguantara las embestidas locales en forma de triples (Martínez).

A falta de 1:30 el marcador señalaba 80-84. El Almansa se precipitó. Falló 5 triples consecutivos y el electrónico certificó una victoria merecida y muy importante para un grupo que sigue creyendo y que se ha colocado a un partido de la salvación.

Compartir el artículo

stats