Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol sala
Entrevista

Pope, cierre del Palma Futsal: "Tenemos equipo para ganar la Copa de España"

El jugador manacorí cree que para eliminar este jueves al Movistar Inter en Jaén "hay que hacerlo casi todo bien"

Pope posa para este diario sobre la pista de Son Moix. S.Adrover

Sergi Orgillés Saiz (Manacor, 1996), conocido como Pope, vive con orgullo cada paso que da en su carrera. Llegó al club con cinco años, a través de su hermano mayor, y puede presumir de haber pasado por todas las categorías del club hasta, después de seis años cedido (Segovia, Puertollano, Burela y Noia), instalarse en el primer equipo. Ahora ya es uno más en un grupo que fantasea con la posibilidad de conquistar la Copa de España, que se disputa a partir de este jueves en Jaén.

¿La derrota ante el Cartagena les ha generado alguna duda de cara a esta Copa de España?

A excepción del otro día, que teníamos bajas importantes y que el Cartagena es muy buen equipo, llegamos muy bien a esta Copa de España. Perder no nos gusta porque queríamos los tres puntos, pero no es tan importante respecto a la motivación que tenemos de cara a la Copa después de una racha tan buena.

No perdían desde el 8 de diciembre.

Sí, hacía mucho que no perdíamos y eso lo notábamos en el ambiente porque la dinámica era muy buena. El fútbol sala y el deporte se mueve por dinámicas y ahora estábamos en una muy buena. Estábamos felices y, entrenando y jugando, se nos notaba. Es una pena lo del otro día porque nos merecíamos el empate para no romper la racha, pero no nos afectará. Está más que olvidada.

¿Por qué la Copa de España es tan especial?

Es el mejor torneo, o de los mejores, y es una fiesta del fútbol sala. Es una competición muy especial porque se junta todo el fútbol sala nacional en una misma ciudad y se respira este deporte en cualquier rincón, en los bares, el pabellón o donde sea. A uno que le apasiona el fútbol sala, le apasiona la Copa de España. Yo estuve, con 17 o 18 años, cuando el Palma Futsal lo dirigía Juanito, en la que se jugó en Ciudad Real y perdimos con Xota en cuartos. Ya vi lo que era, es un espectáculo y, aunque no jugué, lo disfrute muchísimo.

Y se miden al todopoderoso Movistar Inter, que les ha tocado cinco años seguidos en la Copa.

Parece que ya no hace falta ni hacer sorteo porque nos ha tocado cinco años seguidos, pero en estos torneos tienes que poder ganar a cualquiera si quieres llegar lejos. Ellos llegan en una muy buena dinámica, nos conocemos muy bien y lo tendremos que dar todo para eliminarles.

¿Qué deben hacer para apearles?

Hay que hacerlo todo, o casi todo, bien. Es verdad que nuestra racha es muy buena, y eso nos ayuda, pero ellos también. De hecho, creo que somos los dos que llegamos mejor a la Copa tras los últimos meses. Será un partido muy duro porque tienen muy buenos jugadores, las cosas como son.

Y el Palma Futsal vuelve a estar en la parte más complicada del cuadro porque en caso de ganar se medirían al Barcelona o Cartagena.

No es la primera vez que nos pasa, pero para ganar la Copa de España hay que eliminar a los mejores, así que lo que tenemos que hacer es jugar y ganar.

Se quedaron con las ganas de conquistar la Supercopa de España. ¿Hablan en el vestuario de lo que supondría ganar la Copa de España?

Hace años que se habla de lo mucho que nos gustaría ganar un título, tenemos equipo para ganar la Copa de España, es muy difícil porque, como se puede ver en ahora, si eliminamos al Movistar lo normal es que te toque el Barcelona. Pero estamos capacitados y tenemos muchas ganas.

Y usted que es mallorquín de Manacor, donde se fundó el club. ¿Se imagina ganar la Copa de España?

Es un sueño ganar la Copa de España con el Palma Futsal, sería con el equipo en el que llevo desde que tengo cinco años.

¿Qué ha pasado para que el Palma Futsal haya cambiado tanto de principio de temporada a ahora?

Es verdad que veníamos de una racha con muchos altibajos, con buenas victorias, pero después perdíamos donde no debíamos y éramos irregulares. Después del parón por el coronavirus volvimos mucho mejor, recuperamos a mucha gente que había estado lesionada y empezamos a jugar mejor y a ganar partidos.

Sin Raúl Campos ni Vilela, dos referentes que han abandonado el Palma Futsal, han elevado su nivel.

Teníamos una plantilla larga, es verdad que menos que otros años, y de gente muy buena. Y como dice siempre Antonio Vadillo, somos los que estamos y estamos los que somos, y sin excusas de ningún tipo para sobreponernos a las adversidades.

Es su primera temporada como jugador del primer equipo después de haber pasado por todas las categorías del club y haber estado cedido en Primera y Segunda. ¿Está satisfecho con su rol?

Sabía a dónde venía. El Palma Futsal es el segundo en la mejor Liga del mundo y los jugadores son muy buenos. Tenía claro que me costaría, pero venía a ser uno más y a jugar. Y, si soy sincero, al principio me costó entrar y, a medida que fue avanzando la Liga, me noté mucho mejor. Y ahora me siento totalmente bien. Si el míster quiere que juegue voy a ser uno más y espero que no se note que es mi primer año.

¿Quién le cuida en el vestuario?

Todos me han ayudado, no me esperaba que me recibieran tan bien. Me cuesta destacar a alguien, pero compañeros como Barrón, Fabio o Eloy Rojas siempre han estado pendientes de mí, pero es que también Nunes, Higor y los demás.

¿En quién se fija en la pista?

Al que más me parezco y más me debe fijar por la posición en la que juegan, salvando las distancias, es con Tomaz y Marlon, aunque este es más ofensivo.

Gordillo, que era del filial, viaja a la Copa de España y Nil Tent brilló en su debut contra el Cartagena. Hay muchos canteranos que tocan la puerta del primer equipo.

El club siempre ha apostado por la cantera, pero ahora todavía más. Ha invertido mucho en el filial en Segunda y el juvenil en División de Honor, vienen chavales de fuera y esto te aporta mucha presencia porque desde fuera se ve que se trabaja muy bien. Gordillo viene de abajo y ves lo bien que se trabaja cuando llega. Y Nil tiene diecisiete años y el otro día parecía un jugador de Primera División.

Compartir el artículo

stats