Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol. Regional

Bestard se reunirá con los alcaldes por la venta de alcohol en los campos

El presidente de la Federación Balear de Fútbol pedirá más implicación a los ayuntamientos - Los árbitros afirman que es una de las causas del aumento de la violencia

Un grupo de aficionados, a principios de Liga en la grada junto al bar en el campo del Sant Jordi.

Miquel Bestard, presidente de la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB), se reunirá con los alcaldes de las islas para hacerles llegar su preocupación por la venta de alcohol en los bares de las instalaciones deportivas municipales. Una práctica que está prohibida por ley, pero que los árbitros denuncian que se está produciendo en muchos de los campos de fútbol de las islas.

Una venta de bebidas que, además, han señalado como una de las principales razones que han propiciado que hayan aumentado los casos de violencia verbal y física de espectadores hacia los árbitros en la vuelta de los aficionados a las gradas tras la pandemia.

Con los árbitros en pie de guerra por varios incidentes ocurridos en los dos últimos meses y una amenaza de parón que, por el momento, no parece que vaya a ser masivo, el presidente de la Balear de fútbol ha querido tomar las riendas de una situación en la que tanto Bestard como Tomeu Riera Morro, presidente de los colegiados, ya han tenido diversos contactos con las instituciones, los clubes y los propios árbitros.

De hecho, el martes ya anunció la FFIB que Miquel Bestard había contactado con la FELIB (Federació d’Entitats Locals de les Illes Balears) para solicitar una reunión «urgente» para tratar este asunto y pedir una mayor implicación de los ayuntamientos a tal efecto.

En la territorial creen que se necesita mayor vigilancia para evitar esta transgresión de la Ley del Deporte. Una petición que ya han hecho llegar a Carles Gonyalons, director general d’Esports.

Es precisamente la Conselleria d’Esports, a través de su Direcció General, la encargada de tramitar el procedimiento sancionador en estos casos, siempre que haya una denuncia de Policía o Guardia Civil. La administración actúa en el mismo caso de que haya violencia física o verbal (aunque en estos supuestos, si por parte de las fuerzas de seguridad se considera que puede ser un acto delictivo ya entraría la justicia ordinaria y no puede actuar el Govern).

Bestard, en la reunión con los alcaldes –prevista para hoy después de que ayer se hicieran las primeras gestiones–, también incidirá en fomentar iniciativas que permitan reducir y evitar episodios violentos en los partidos.

Compartir el artículo

stats