Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tenis

Quince títulos a cuatro, Nadal eclipsó a Federer

Doce años ha necesitado el manacorí para voltear su mayor desventaja respecto al suizo en el palmarés de Grand Slam

Nadal posa con el trofeo del Australia Open, su título número 21 de Grand Slam Reuters

Ni los mayores expertos en tenis preveían en 2009 que alguien iba a discutirle a Roger Federer la hegemonía masculina en los GrandSlam cuando superó en Wimbledon los catorce títulos del mítico Pete Sampras. El tenista de Basilea se alejaba a nueve coronas de un Rafel Nadal (6) que, ese mismo año, había perdido su imbatibilidad en Roland Garros, renunció a jugar en el All England Club y una lesión abdominal le restó opciones en el US Open.

En ese momento Novak Djokovic tampoco suponía una amenaza ya que solamente había conquistado un ‘major’ el año anterior en Australia. Precisamente en Melbourne, Federer elevó el listón a su máxima diferencia respecto a Nadal (6-16). El pasado domingo, justo doce años después y en el mismo escenario de la Rod Laver Arena, el mallorquín completó una remontada que, como cualquier carrera de fondo, ha tenido sus ‘sprints’ y derrapadas hasta situar el actual balance de 21-20.

Déficit (0-4)

Cuando el tenista natural de Manacor levantó su primer Roland Garros, a los 19 años frente al argentino Mariano Puerta (2005), el suizo ya tenía en sus vitrinas dos Wimbledon (2003 y 2004), además de los abiertos australiano y EE.UU. (2004).

Mano a mano

Las temporadas 2006 y 2007 fueron calcadas. Ambos tenistas se repartieron Roland Garros, para Nadal, mientras que Australia, Wimbledon y el USOpen se los quedó Federer. Incluso llegaron a cruzarse en las dos finales en la Philippe Chatrier y Londres. El balance, entonces, se situó en cinco a trece.

Punto de inflexión (6-16)

A pesar de que Nadal humanizó a Federer, ganándole por primera vez en Wimbledon (2008) y Australia (2009), hasta forzar su icónico llanto de impotencia en la ceremonia de premios, el suizo llegó a establecer la máxima diferencia histórica en el inicio del siguiente curso en Melbourne.

Despegue (14-17)

Poco tardó el zurdo de Manacor en iniciar la escalada hacia el ‘sorpasso’. Nadal enlazó ese 2010 en las capitales francesa, británica y estadounidense tres Grand Slam. Estos llegaron acompañados por cuatro títulos seguidos en Roland Garros (2011-14) y su segundo US Open (2013). Federer solo pudo descontar en Wimbledon (2012).

Carrera de fondo por los Grand Slam D.M.

Emerge Djokovic

Nuevos problemas físicos en la rodilla y muñeca de Nadal, además de la espalda de Federer, forzaron dos temporadas de tregua (2015 y 2016) en las que Djokovic atesoró cinco entorchados para situarse, con doce Grand Slam, a dos del isleño y a cinco del helvético.

Resurrección (16-20)

Federer y Nadal renacieron de sus cenizas repartiéndose en 2017 los títulos de Australia y Wimbledon, el primero, además de Roland Garros y el US Open, el segundo. El suizo ganó en Melbourne Park (2018) su vigésimo y, hasta hoy, último ‘Major’.

Triple empate (20-20-20)

Djokovic pisó el acelerador en 2021 y, de haber completado los cuatro Grand Slam ganando la final del US Open a Daniil Medvedev, hubiese adelantado de un tirón a sus dos rivales en la carrera.

Asalto a la eternidad (21-20-20)

Nadal enlazó tres Roland Garros (2018-20) y otro USOpen (2019), además del reciente y anhelado título en Australia, de nuevo con el ruso en la final como juez del desempate; para desmarcarse como el primero en cruzar la meta.

Compartir el artículo

stats