Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Halterofilia

Irene Cruz:«No hay que tenerle miedo a la barra»

La joven deportista mallorquina se ha proclamado campeona de España sub-15 de halterofilia

La mallorquina Irene Cruz posa en el podio tras recibir la medalla de oro Diario de Mallorca

La halterofilia, uno de los deportes más antiguos y presente en los Juegos Olímpicos, es uno de los más modestos en Balears al disponer de escasas fichas en todas sus modalidades, y eso que en los últimos años se ha avanzado notablemente gracias a su difusión y promoción. A pesar de las dificultades, Mallorca ya puede presumir de tener a una campeona de España, Irene Cruz (Calvià, 2007). Con 14 años, la deportista infantil fue la mejor en el Nacional sub-15 celebrado en Cullera (Valencia). Consiguió la victoria por un estrecho margen de tan solo un kilo frente a sus rivales, la gallega Deborah Jiménez y la canaria Johana Osayande. La mallorquina tuvo que levantar 60 kilos en su último intento para alzarse con el oro.

La mallorquina Irene Cruz junto a su entrenador, Quique Bonnín

La mallorquina Irene Cruz junto a su entrenador, Quique Bonnín Diario de Mallorca

Cruz fue la única atleta que representó a Balears, ya que solo ella logró realizar las marcas mínimas que se requieren para asistir al máximo evento en este deporte a nivel estatal. Se ha convertido en la segunda atleta en conseguir medallas para Balears hasta el momento, siendo la otra del mismo club en los eventos absolutos de 2019.

«Cuando compito me centro en la barra. Dejo de pensar y subo la barra. No escucho. Solo existe la barra en esos momentos»

decoration

«No me lo creía. Fue una sensación rara ver que era la mejor de España. Estoy muy feliz y agradecida por el trabajo que han realizado conmigo Quique Bonnín y Joan Marco, del club halterofilia KB Team Bonnín de Santa Ponça», señala entusiasmada Irene Cruz.

Estudiante de segundo de ESO, comenzó en el fútbol. «Me cansé», apunta, y añade: «Tenía una amiga que iba a un gimnasio a hacer boxeo y mi padre hacía crossfit. Me apunté. Conocí a Quique y me introdujo en ese mundo».

«En la halterofilia empecé hace un año y antes de ir al Nacional competí en Mallorca y, la verdad, vi que no se me daba nada mal», apunta.

Al presentarse en el Campeonato de España, Irene Cruz reconoce que «los nervios estaban a flor de piel». «Estaba nerviosa y con mucha adrenalina, pero supe reconducirlo todo al levantamiento. Me sentía cómoda y me motivé mucho. Soy muy competitiva y me centré en subir el peso y me fue bien», indica.

«Estoy muy feliz y agradecida por el trabajo que han realizado conmigo Quique Bonnín y Joan Marco, del club halterofilia KB Team Bonnín de Santa Ponça»

decoration

La haltera mallorquina reconoce que es vital el control y fortaleza mental a la hora de competir. «Cuando compito me centro en la barra. Solo en ella. Mi contrincante es la barra. ‘Si yo ya levanté ese peso en el gimnasio lo pudo levantar aquí’, pienso. Dejo de pensar y subo la barra. No escucho. Solo existe la barra para mí en esos momentos», manifiesta esta chica de solo 14 años y que se muestra muy madura para su edad.

Quienes la han visto competir aseguran que puede ser una perfecta candidata a los Juegos Olímpicos de París 2024, aunque no lanzan las campanas al vuelo porque resta todavía mucho tiempo. «Estoy centrada en el presente. Claro que me gustaría ir a unos Juegos, pero el tiempo ya lo dirá. Ahora prefiero entrenar y estudiar. No obstante, la presencia en una competición olímpica tiene que ser una pasada, aunque no se gane nada. Solo por estar allí ya debe de ser lo máximo», opina.

«Animaría a todas las personas a probar la halterofilia, a sentir las sensaciones que te da la barra»

decoration

Cruz tiene que compatibilizar duros entrenamientos con las clases de ESO. «No negaré que sea difícil. No obstante, como me gusta se me pasa bastante bien. Entrenar casi cada día y sin que haya un torneo a la vista más... y luego hacer los deberes y estudiar, no es fácil. Pero luego tiene su recompensa como fue el ser la primera, además de ver que progresas en todos los aspectos», dice.

La campeona de España anima a las chicas a que se apunten y «no tengan miedo». «No hay que temer a la halterofilia. Aquí somos pocas y casi siempre somos las mismas. Todas nos conocemos. Animaría a todas las personas a probarlo, a sentir las sensaciones que te da la barra. Para mí es una pasada. Ver que puedes contra ella y que logras poco a poco levantar más y más peso es una sensación muy agradable», apunta.

Por último, Irene Cruz destaca la labor que realiza su preparador, Quique Bonnín. «Tengo claro que sin él no habría llegado hasta aquí. Le quiero un montón. Me ayuda mucho, al igual que mi padre. La preparación es fundamental, tanto física como mental, al igual que la alimentación», concluye la deportista mallorquina.

Compartir el artículo

stats