Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol regional

Del mejor once universitario de Estados Unidos a la Segunda Regional asturiana: El "MVP" que baja al barro

Juancho Fernández García-Barrero disputa tres partidos con La Fresneda durante sus vacaciones navideñas antes de regresar a Tampa. Dos equipos profesionales americanos le han invitado a sus entrenamientos

Juancho Fernández García-Barrero, con la camiseta de La Fresneda por encima de la elástica de la Universidad de Tampa.

A los cinco minutos de su regreso, un gesto de delantero. Control orientado y golpeo a la escuadra. A Juancho Fernández García-Barrero, 23 años, la adaptación no le costó mucho por una razón obvia: solo se trataba de seguir haciendo lo que más le gusta, meter goles. Ya sea en con la purpurina que envuelve cualquier competición en Estados Unidos o en el barro de la esforzada Segunda Regional, el escalón más bajo del fútbol regional. Juancho, que acaba de ser elegido dentro del once ideal de la temporada universitaria en Estados Unidos tras una campaña para enmarcar con la Universidad de Tampa, se remanga en sus vacaciones navideñas para disputar tres partidos con La Fresneda y ayudar a su equipo a encarrilar el ansiado ascenso. “Fue idea de mi primo, Pelayo Botas, que es el entrenador. Me dijo que si adelantaba el viaje podía jugar al menos tres partidos”, cuenta. Y no se lo pensó. Hubo que cambiar un billete y reubicar un par de exámenes. El trámite mereció la pena. “La Fresneda es donde empecé a jugar con 3 años. Al regional lo entrena mi primo y juega mi hermano. Y, además, están mis amigos. Para mí es un placer”, indica.

Juancho, con la camiseta de Tampa y de La Fresneda. FERNANDO RODRIGUEZ

Juancho, que se formó en el Oviedo (de infantiles a juveniles) tras despuntar en La Fresneda, aprovecha el receso navideño con su familia en La Fresneda después haber vivido en los últimos meses su experiencia más exitosa en el fútbol universitario, tras su marcha en 2017 con una beca para armonizar fútbol y estudios. Y su despegue le ha llegado en un momento especial. “Me perdí la temporada de 2019 porque me rompí la rodilla y la de 2020 por el covid. Le tenía muchas ganas a esta”, declara el futbolista ovetense.

Juancho lleva el 9 a la espalda, aunque juega de “diez” para la Universidad de Tampa, los “Spartans” (espartanos). Es el capitán y ha sido el máximo anotador del equipo, 9 dianas. Es la estrella de un equipo que este año ha logrado sus mejores resultados en mucho tiempo.

Los 'Spartans' militan en la 'Division 2' de la compleja estructura universitaria americana. El sistema de competición en el fútbol consta de cuatro fases. En primer lugar, la Liga en cada estado, en la que Tampa quedó campeón de Florida. Hacía 12 años que no lo hacía. Eso le dio el pase al torneo del estado, entre los seis primeros, y los de Juancho acabaron segundos. Lograron, de paso, el billete para el campeonato de la región sur (Estados Unidos se divide en cuatro partes y en cada una compiten los clasificados). Tampa cayó en cuartos de final, poniendo fin a su sueño de alcanzar la final a cuatro, pero Juancho ya había llamado la atención de todos: de ahí que le nombraran en el once ideal de toda la competición. “Flipé cuando me lo dijeron. No me lo esperaba”, resume.

Los Tampa Bay Rowdies y el Tormenta FC de South Georgia, de la segunda y la tercera categoría profesional americana respectivamente, le invitaron a sus entrenamientos

decoration

Su impacto en el juego de La Fresneda ya se ha dejado notar. En su estreno, casi al bajar del avión, gol a los 5 minutos que encarriló el triunfo en casa del Estadio (que iba líder empatado con La Fresneda) por 1-3. En su segunda cita, victoria ante el Oviedo City por 3-0: Juancho hizo el primero y dio la asistencia del tercero. Le queda un último encuentro, ya en enero, antes de regresar a Tampa para encarar la próxima temporada. “Como me perdí un par de años entre lesión y covid y la beca era para cuatro temporadas pude extenderla otro curso más”, señala. Tras acabar Economía Internacional y Administración de Empresas, el ovetense cursará ahora un máster MBA en la Universidad.

¿Y después? “No tengo ni idea”, contesta con espontaneidad. Entre trabajo y prolongar algo más la experiencia futbolera aún no lo tiene claro. Lo que sí le han llegado es los primeros ofrecimientos. Los Tampa Bay Rowdies y el Tormenta FC de South Georgia, de la segunda y la tercera categoría profesional americana respectivamente, le invitaron a sus entrenamientos. Una cita que se ha perdido por sus vacaciones en Asturias. Y por echar un cable a La Fresneda, claro. Aunque tenga que bajar al barro.

Compartir el artículo

stats