Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Palmer Palma no tiene defensa

Van Beck volvió a ser el mejor de los hombres de Tomàs y Pérez

15

Palmer Palma-Almansa: Duodécima derrota de los palmesanos

El Palmer Palma volvió a perder y lo hizo ante un rival que jugó mejor y que fundamentó su victoria en un buen segundo (21-28) y tercer período (19-26). Una jornada más Van Beck fue el mejor de los de negro con 27 puntos, bien secundado por Figueras y por Fjellerup (19 y 15 puntos respectivamente), pero poco más. La defensa de los mallorquines – encajó 94 puntos – se vio superada con mucha facilidad por un equipo que actuó de manera más coral y que apuntilló a su rival con los triples de Gydra (18 puntos) y el físico de Bercy (16 puntos y 13 rebotes). El conjunto local jugó solo con 8 jugadores, porque ni Peñarroya ni Ruesga participaron.

Buen inicio de los inmobiliarios, que a falta de 2:50 obtuvieron un +8 (17-9). Jugaban con rapidez y con posesiones cortas. Castigaban a su rival a partir del bloc directo y cargando el rebote ofensivo (6 rebotes en ataque). Se mostraron agresivos en ataque, pero con escaso acierto en tiros lejanos (14% en triples). A los de Rubén Perelló les costó entrar, pero con el paso de los minutos se asentaron y recortaron la diferencia. Su estilo de juego, muy diferente: posesiones largas, sin prisas y con protagonismo de los jugadores que no tenían el balón. Su buen porcentaje de triples (40%) les permitió acabar el primer cuarto con un 20-18.

En el segundo acto los almanseños empezaron a marcar territorio. El ex Bahía, Carles Bivià, tuvo que jugar de base durante muchos minutos por las lesiones de sus compañeros y dirigió a la perfección a su equipo. Los triples manchegos seguían castigando la blanda defensa local, que recibió 28 puntos. A falta de un minuto obtenía un +7 (37-44). La buena actuación de Figueras, que apareció cuando más lo necesitaban los suyos, impidió que el rival sumara una diferencia mayor. Se llegó al descanso con un 41-46.

En el tercer cuarto la situación empeoró. La defensa de los de Ciutat seguía siendo deficiente. Los de Almansa alternaron la defensa zonal con la individual y crearon dudas en los jugadores mallorquines. Consiguieron a falta de 6 minutos, después de un parcial de 3-11, un +13 (44-57) y también que los de Son Moix no pudieran revertir la tendencia, a pesar de los 27 puntos de Van Beck al final del período, que finalizó con un preocupante 60-72.

El Palmer necesitaba reaccionar, pero Van Beck desapareció y Bercy, autor de 12 puntos en estos diez minutos, castigó sin piedad la defensa local. Cuando Palma lograba acercarse, llegó a colocarse a 5 puntos en varios momentos del cuarto y a falta de 54 segundos el electrónico señalaba un 81-86, Almansa reaccionaba y volvía a marcharse en el marcador y conseguir una ventaja que le permitió llegar a las últimas posesiones sin que peligrara su triunfo.

En los últimos segundos del partido las faltas para parar el crono con el objetivo de que los manchegos fallasen desde la línea de personales, no lograron su propósito y los de Almansa acabaron venciendo por 82-94, dejando a los locales en una situación muy delicada.

Compartir el artículo

stats