Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sa Plana presume de gallos ante toda España

El Municipal andritxol acoge en sus gradas a dos mil aficionados que llevaron en volandas a sus jugadores durante todo el encuentro

Los jugadores del Andratx celebran el gran gol de Llabrés ante el Sevilla en un Sa Plana que enloqueció. | GUILLEM BOSCH

Lo que parecía solo un sueño, ayer fue una realidad. Sa Plana se vistió de gala para acoger el partido más importante de su historia. Dos mil personas abarrotaron las gradas del mudado campo de la localidad mallorquina para apoyar a los suyos en un partido que jamás olvidarán. El Sevilla intimidaba con su sola presencia, pero eso no impidió que el pueblo entero se volcara con su equipo y celebrara la fiesta de la Copa.

Aficionados del Andratx, ayer en las gradas de Sa Plana. | GUILLEM BOSCH

La llegada a Sa Plana no era tarea sencilla. Sabedores de los inconvenientes, los aficionados fueron arribando de manera escalonada, a pie, como manda el protocolo. Con muchos más problemas se encontró el equipo arbitral, que se las vio y se las deseó para poder conducir su coche hasta las inmediaciones. Por no hablar del autocar del Sevilla, que tuvo que recorrer varios metros marcha atrás, por un estrecho camino, para poder dejar a los jugadores en la puerta.

Sa Plana presume de gallos ante toda España

«Recordamos la obligatoriedad del uso de la mascarilla y la de la invasión del campo al término del partido», erraba la megafonía en un discurso que generó las risas de los allí presentes. Pese a las confusas directrices, la afición tuvo un comportamiento ejemplar.

Sa Plana presume de gallos ante toda España

Nunca es cómodo para un equipo como el Sevilla sacar algo positivo de un campo como el de Sa Plana, por eso el club hispalense llegó a ofrecerle al Andratx, por una suculenta suma de dinero, que abandonara su feudo y disputara la segunda ronda en Son Moix, pero los ‘gallos’ se negaron a dejar tirada a su familia y prefirieron dar guerra desde su casa, entre su gente, donde más a gusto se sienten y donde regalaron a los suyos una tarde mágica, pese a la eliminación final.

Compartir el artículo

stats