Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

El Mallorca le hace un set al Llanera en la Copa

El equipo rojillo se impone 0-6 al conjunto asturiano y entrará hoy en el sorteo de la tercera eliminatoria del torneo del KO

16

El Mallorca le hace un set al Llanera en la Copa

UD Llanera: Díez; Crespo (Guille, m.66), Espinar (Saha, m.69), Arango, Herrero; González Recuero, Sánchez (Omar, m.60), Fernández Granado (Pape, m.60), Thompson Díaz, Martín Pérez (Celes, m.60) y Romaric.

Mallorca: Leo Román; Antonio Sánchez, Sedlar, Gayà, Oliván (Jaume Costa, m.46); Febas, Battaglia (Salva Sevilla, m.74), Kubo (Kang In Lee, m.66), Fer Niño (Llabrés, m.66), Mboula; Abdón (Ángel Rodríguez, m.74).

Goles: 0-1. Sedlar marca de cabeza a saque de esquina de Kubo (m.49); 0-2. Mboula desde fuera del área a centro de Jaume Costa (m.54); 0-3. Sedlar de cabeza a saque de esquina de Kubo (m.62); 0-4. Gayà marca de cabeza a saque de esquina de Kang (m.73); 0-5. Llabrés, a centro de Ángel (m.78); 0-6. Ángel Rodríguez en una contra (m.86).

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Tarjetas amarillas: Fern Niño (m.33).

Estadio: Nuevo Ganzábal. Langreo.

El Mallorca entrará este viernes en el sorteo de la tercera eliminatoria de la Copa del Rey al eliminar sin problemas a la UD Llanera asturiano por 0-6, con goles de Sedlar (2), Mboula, Gayà, Llabrés y Ángel Rodríguez, todos en la segunda parte. Luis García y su equipo cumplieron el objetivo de pasar ronda y con una gran mayoría de suplentes, por lo que los habituales llegarán descansados al partido del domingo contra el Granada en Los Cármenes. El conjunto rojillo, hoy de blanco, dejó madurar el partido, esperar a que los modestos jugadores locales se desgastaran y rematar en la segunda parte en el plazo de cinco minutos, lo que tardaron Sedlar y Mboula para establecer una ventaja que se antojaba definitiva, como así fue, y más después de que el central serbio marcara el segundo de su cuenta particular

El partido fue tal como se preveía, un tostón para el espectador, primero porque apenas pasó nada y después porque el equipo de Primera demostró su gran superioridad en cuanto puso una marcha más. En este tipo de encuentros, donde los equipos de superior categoría se ven obligados a jugar en campos de regional y, como hoy, sobre césped artificial, lo importante es solventar la eliminatoria de la mejor manera posible. El objetivo es el primer gol. Si lo logras, sabes que tienes gran parte del trabajo hecho. La UD Llarena, un equipo con todas las limitaciones del mundo de la Segunda RFEF, la cuarta categoría del fútbol español, le puso toda la voluntad del mundo, pero en ningún momento puso en apuros a su ilustre rival. Pero no era necesario ser un adivino para pensar que en la segunda parte el equipo se vendría físicamente abajo.

Como era de esperar, Luis García puso en liza a la gran mayoría de suplentes, alguno de lujo, es verdad, como Take Kubo, que se ubicó en la media punta para surtir de balones a Fer Niño y Abdón. En la portería Leo Román, que ocupó la plaza del lesionado Greif. Ya es mala suerte que un suplente habitual no pueda jugar cuando tiene la oportunidad de hacerlo. La novedad estuvo en el lateral derecho, con la presencia de Antonio Sánchez por la lesión de Sastre.

El partido bien pudo acabarse a los cuatro minutos de la segunda parte, cuando Sedlar marcó el primer gol. Muy fácil, completamente solo al saque de un córner de Kubo. Si el Llanera tenía alguna esperanza, se fueron al traste con este gol ya que no se le veía al equipo de Rodríguez ni con el ánimo ni la calidad suficiente para intentar la proeza. Cinco minutos después Mboula remató la clasificación con un buen remate desde fuera del área a pase del recién entrado Jaume Costa. Sedlar repetiría en el 62 en una acción clavada a la de su primer gol, rematando a placer un saque de esquina de Kubo. Dos canteranos, Gayà y Llabrés, que entró por Fer Niño en el minuto 66, se unieron a la goleada en un partido sin historia que cerró en una contra Ángel Rodríguez para establecer un set histórico para los rojillos. Este 0-6 supone la mayor victoria del Mallorca en su historia a domicilio en todas las competicions.

El partido ha sido un buen entrenamiento para los suplentes, que han cumplido con creces, eso sí ante un rival inexistente. Como nota negativa, el que algunos hombres siguen sin aprovechar sus oportunidades. El caso más flagrante es el de Febas, que demostró una vez más estar muy lejos del mínimo nivel que hay que exigirle a un jugador del Mallorca. Intrascendente en el centro del campo, apenas participó del juego del equipo. Tendrá el catalán, si entra en la operación salida del mercado de invierno, otra oportunidad en la Copa.

Compartir el artículo

stats