En la recta final de la retransmisión del encuentro entre el Oporto y el Atlético de Madrid de Champions los comentaristas presentes en el estadio portugués sufrieron una insólita agresión, narrada por ellos mismos en directo. En el tercer gol que ya supuso la guinda para la clasificación a octavos de los de Simeone (1-3), varios aficionados del Oporto interrumpieron la retransmisión de Movistar+ que estaban llevando a cabo el periodista mallorquín José Sanchís, en la narración y Álvaro Benito y Gustavo López, en las apreciaciones técnicas. Estos aficionados locales increparon y hasta agredieron a los locutores por la narración del gol. "Nos están agrediendo aquí cuatro perturbados, no sé si llamarles así, gente muy exaltada", explicaba Sanchis antes de que se tensase más la situación. "Estate tranquilo, estate tranquilo", le pedía a uno de los aficionados, antes de advertir que "la cosa se estaba poniendo fea". "Vente hacia aquí, Jose", le aconsejó Benito en el momento de más tensión.

Los miembros de seguridad del estadio no tardaron en intervenir, aunque con algo de confusión según el propio narrador contó más tarde en directo. "Por suerte no nos han enganchado bien", subrayaba alucinado durante la retransmisión. "Nunca había vivido algo así, y mira que ya son unos cuantos años haciendo esto", añadió Sanchis, uno de los narradores estrella de la cadena y con más de una década de experiencia al frente de las retransmisiones de Movistar, claramente el que sufrió más las iras de los seguidores exaltados.