Wesley Van Beck es uno de los jugadores que todavía tiene mucho que decir en el Palmer Alma Mediterránea Palma. El escolta norteamericano, que vive su primera experiencia en el baloncesto español, reconoce que le está costando adaptarse a las diferencias de estilo de juego. "En Estados Unidos se juega mucho el 1 contra 1 y aquí es un juego más colectivo. Me gusta más jugar así, pasando la pelota a los compañeros aunque necesito ser más listo jugando porque en los primeros partidos me han pitado muchas faltas y no he podido ayudar al equipo", apunta el alero nacido en Houston.

Con experiencia en el baloncesto universitario estadounidense y en el baloncesto de la liga colombiana, uno de los aspectos en los que está trabajando en perfeccionar Wesley Van Beck es precisamente el adaptarse a las normas del baloncesto europeo. "Tengo amigos que ya me habían comentado cómo se juega aquí. Aquí no puedes usar tanto las manos en la defensa y eso es algo a lo que me estoy acostumbrando", reconoce el estadounidense. "En Estados Unidos sí puedes emplear más las manos y jugar más físico”, añade, para dejar claro que “es algo que es muy fácil de solucionar y lo voy a hacer".

"Aquí no puedes usar tanto las manos en la defensa y eso es algo a lo que me estoy acostumbrando"

Aprovechando que esta semana hay parón en LEB Oro, Van Beck se está machacando para lograr ser aún más referencia en el equipo de Álex Pérez y Pau Tomàs. "El tiempo que llevo aquí está siendo muy bueno. Me he acoplado bien a mis compañeros y los entrenadores y toda la gente me ha tratado super bien", asegura el norteamericano, que llegó al club el pasado mes de octubre, con la liga ya iniciada. "Estoy conociendo mucho más de la cultura de aquí, de la ciudad y la comida y todo me encanta", reconoce Van Beck al referirse a su estancia en Mallorca para luego añadir que "hemos trabajado mucho en la pista y vamos a seguir trabajando para mejorar cada día".

"Hemos cometido errores en los últimos minutos de los partidos pero eso es algo que podemos cambiar"

Aunque la racha del equipo es muy preocupante, con tan solo una victoria en Liga, Van Beck asegura que la moral del equipo no ha decaído y que ya piensan en dejar atrás ese mal momento en las próximas jornadas de competición. "Mentalmente estamos bien. Hemos cometido errores en los últimos minutos de los partidos pero eso es algo que podemos cambiar. Somos un equipo muy joven y lo que pasa, por mi experiencia, es que cuando tienes un equipo que es tan joven se necesita más tiempo para poder aprender y mostrar como ganar los partidos. Todos los jugadores que hay en la LEB Oro son más mayores que nosotros habitualmente. Estoy convencido de que lo vamos a lograr", concluye.