Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cartulina morada | Otra asignatura pendiente

El Mallorca es junto a Celta y Getafe el único club de Primera que no cuenta con sección femenina. El problema es que no hay atisbo de cambio en el horizonte

«Sinceramente es algo que se ha comentado, que estamos comentando, pero no hay nada avanzado ni hecho a día de hoy. Es una decisión de club que tenemos que valorar y ver. Sabemos que es una realidad y somos conscientes de que hay pocos equipos que no cuenten ya con una sección femenina». Esta frase de Pablo Ortells, en declaraciones a la cadena Cope, no sé exactamente cómo me deja. Me complace, por una parte, saber que el director de fútbol del Real Mallorca es consciente de la realidad que hoy en día vive la entidad: es junto a Celta y Getafe el único club de Primera División que no cuenta con equipo femenino. Pero por otra parte, decir que «se ha comentado» la posibilidad de crear dicha sección es una afirmación tan vacía como cruda. Lo que leo entre líneas es que intenciones, a día de hoy, hay pocas o ninguna… Y que seguirá siendo una asignatura pendiente en el club. Que la entidad de fútbol con más aficionados de la isla no tenga equipo femenino, a día de hoy, es triste, pero que ni tan siquiera se lo plateen, es doloroso. ¿Beneficios económicos? Lógicamente no los tendrá al principio, pero que no le quepa ninguna duda al Mallorca que los habrá en un futuro, mucho más pronto de lo que ellos plantean. La lástima es que ya llegan tarde para subirse al tren. 

Atlético Baleares: La clase que impartió el equipo de Calm es la que le faltó a Salva Ballesta

El Mallorca podía tomar buen ejemplo del trabajo que ha hecho su vecino de la Via de Cintura en cuanto a su sección femenina, con un proyecto serio y que mira hacia arriba, fomentando desde ya la formación de las pequeñas, que sin duda es la mejor opción. Le sonríen los resultados a las pupilas de Txema Expósito y también lo hacen a los de Xavi Calm, que ayer ganaron por goleada al UCAM Murcia y se colocan líderes provisionales de la clasificación. Se reía en la previa del partido frente al Atlético Baleares el entrenador de los murcianos, Salva Ballesta, asegurando que «tampoco es que el Baleares sea el Bayern de Munich». Pues ayer, sobre el verde del Estadi, la clase que los blanquiazules impartieron a sus pupilos debería mostrársela a su vestuario cada fin de semana. Y hablando de clase, no estaría de más tampoco que el bueno de Salva Ballesta tuviera una mínima de ella en rueda de prensa. Levantarse de la mesa en mitad de la pregunta de un compañero, dejándole con la palabra en la boca es de todo menos correcto. 

Palmer Palma: Una nueva derrota del equipo de Boscana que empieza a quedarse sin excusas

No es mi intención ahondar en la herida, pero lo del Palmer Palma no tiene buena pinta. En la jornada nueve y casi sin pretenderlo, he oído excusas de todo tipo: que si se trata de un equipo joven, que si las derrotas llegan por detalles, que si encerronas en pabellones o calendarios complicados… Al final la única realidad es que el conjunto mallorquín ha sumado un único triunfo y ocho derrotas sonrojantes. A Son Moix le cuesta llenar sus gradas porque el equipo no engancha, aunque por suerte aún hay aficionados al baloncesto fieles a ese deporte, como Luis García o Martin Valjent, a quienes parece no importar el estrago que produce, jornada tras jornada, ver una nueva derrota del equipo de Boscana.

Compartir el artículo

stats