Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cartulina morada | Un robo en toda regla

Ayer se rieron del Mallorca. Si no entendí las críticas al colegiado en Mestalla, tampoco entiendo que Luis García no estallara ayer en rueda de prensa

El árbitro pitó penalti contra el Mallorca en el minuto 93.

Imagínense por un momento que Iza, en lugar de hacerle la entrada que le hizo a Dani, le da por pegarle un puñetazo. En la cara. Delante de todo el mundo. Quiero entender que el árbitro, lógicamente, expulsaría al jugador independientemente de que antes preceda o no una faltita de Baba que, ni fue falta ni fue nada. A ese despropósito habría que sumar la expulsión a Luis García por decir: «Ni una nos pitan», o la segunda amarilla a Sedlar, mostrada de manera demasiado rigurosa. Por no hablar del penalti, que tan siquiera lo parece. Hay motivos para estar cabreados, vaya si los hay, pero seguramente lo que más enfadó ayer a la afición volvió a ser el despiste de su Mallorca en el tiempo de descuento. Ese al final sí que es un verdadero despropósito. 

Josh Cavallo confiesa que es gay: Algo está cambiando en el mundo del fútbol, pero no del todo

«Crecer siendo gay y jugando a fútbol eran dos mundos cuyos caminos no se habían cruzado». Con estas declaraciones el jugador del Adelaide United australiano Josh Cavallo confesó hace solo unos días su homosexualidad en un mundo, el del fútbol, en el que siempre ha sido un tema tabú. Si ya de por sí es difícil para cualquier persona salir del armario, imagínense para alguien que lo hace desde dentro de un vestuario. El paso adelante que ha dado es muy valiente y además ha contado con el apoyo de cientos de deportistas, mundialmente conocidos, que no han dudado en alabar su coraje y valor. Que está muy bien, evidentemente, pero de aquí solo unos meses te vas a Qatar, te llevas ahí el Mundial, a un país donde ser gay está penado y donde ser mujer menospreciado. El negocio del fútbol está vendido a una dictadura sin escrúpulos en la que se percibe un alto grado de intolerancia y discriminación. Está muy bien ser futbolista y apoyar a Josh, pero tampoco estaría mal reivindicarse ante este tipo de decisiones. Si todos los futbolistas se negaran tajantemente a acudir, otro gallo cantaría. 

Oscura etapa: Sale a la luz un documental sobre la etapa de Qereda al frente de la selección femenina

De todas formas, no hace falta salir de España para contemplar conductas discriminatorias, soeces y de imposición de poder. Esta pasada semana Movistar+ estrenó un documental -parece que están muy de moda últimamente- en el que se han desvelado oscuros detalles de la etapa del exseleccionador de España femenino de fútbol, Ignacio Quereda, durante los 27 años en los que dirigió al combinado nacional. «A ver si te cuidas, que estás gorda» o «lo que necesitas es un macho», fueron solo algunas de las lindezas que tuvieron que soportar las jugadoras durante aquella oscura época. La Federación mantuvo a un seleccionador en un puesto durante casi tres décadas y en ese tiempo lo único que hizo fue maltratar psicológicamente a su vestuario, sin apuntar ni un solo título en sus vitrinas y yéndose por la puerta de atrás, tapado por los que mandan, en un capítulo parecido al acontecido hace no tantos meses en un club de la Liga Iberdrola. 

Voleibol femenino: Es incomprensible la decisión que ha tomado la Federación con siete niñas

Y ya que la cosa esta semana parece que va de imposición de poder, cuanto menos es llamativo lo acontecido en el mundo del voleibol femenino balear y la discriminación que están viviendo siete jugadoras en edad de formación. Lamentable.

Compartir el artículo

stats