Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

Fallece Ricardo Cormenzana, un referente del baloncesto femenino en Baleares y fundador del UDYR

Fue distinguido con la insignia de oro de la Federación Balear por su dedicación al deporte de la canasta - Muere en Palma a los 91 años

Ricardo Cormenzana, a la izquierda,cuando era entrenador del Bons Aires femenino T. Tenerife

Ricardo Cormenzana, impulsor del baloncesto femenino en Baleares y fundador del complejo deportivo UDYR, en Son Sardina, ha fallecido en Palma a la edad de 91 años. Referente del baloncesto femenino en las islas junto a Antoni Pujol, excolaborador de este diario y también fallecido, Cormenzana era un amante del deporte y, en especial, del baloncesto.

Encargado de obra de la empresa Construcciones NASA, fue distinguido en 2010 por la Federación Balear de Baloncesto con la insignia de oro por su dedicación al deporte de la canasta. Cormenzana llegó a disputar la presidencia de la Federación a Tomeu Rullán, otro histórico del baloncesto balear, pero perdió ante el gran peso que tenía este en las islas.

En el UDYR lo fue todo. Fundador, presidente y entrenador, el lugar desde donde promovió el baloncesto femenino. Y, además, constructor ya que hizo él personalmente el polideportivo de Son Sardina jugándose su patrimonio personal. Posteriormente tuvo que vender y acabó jugando en la pista de Son Malferit, donde ahora están ubicados los aparcamientos.

Pep Orón, exvicepresidente del Comité Balear de Árbitros, que se ha enterado de la noticia de la muerte de Cormenzana por este diario, le conoció en 1969. "Era el entrenador del UDYR en la plaza Santa Isabel, cerca de Santa Mónica, y entrenó a un equipo base del Imprenta Bahía".

Por su parte, Toni Salas, presidente del Comité de Árbitros durante 42 años, conocía bien al fallecido. "Hasta antes de la pandemia íbamos a tomar un café cada día, a las nueve de la mañana. Nos hicimos muy amigos", afirma, para concluir con una anécdota personal: "El primer partido que arbitré, con 18 años, fue al UDYR, y él era el presidente y el entrenador. No recuerdo cómo fue el partido, pero era una persona entrañable".

Compartir el artículo

stats