Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Minuto 91

Minuto 91 | En San Sebastián fallaron Manolo Reina y diez más

El guardameta del Mallorca tiene su parte de responsabilidad, grande si se quiere, en la derrota en Anoeta, pero no fue el único futbolista que falló

De izquierda a derecha, Jordi Mulet, Luis García, Martin Valjent, Carles Gonyalons y Juanjp Talens, en Son Moix. | BAHÍA SAN AGUSTÍN

En las victorias y en las derrotas el fútbol es un deporte de equipo. Eso dicen siempre los protagonistas. Cuando marca el goleador o para el portero no hay que atribuir el triunfo a estos dos especialistas, sino a la labor de todo el equipo. No es muy diferente a lo que ocurrió el sábado en Anoeta. Sí, falló Reina -sería estúpido negarlo- con sus manos blandas al remate de Lobete que dio el triunfo a la Real Sociedad cuando el Mallorca ya saboreaba el punto. Pero no fue el único. Habría que pedirle responsabilidades a Valjent y a Russo, que dejaron entrar como Pedro por su casa al joven delantero donostiarra; a Dani Rodríguez, intachable en su entrega pero negado con el balón en los pies; a Kang In, que tras una primera parte más que interesante, desapareció en la segunda; a Oliván, que apenas dio un centro en condiciones desde su banda izquierda; a Ángel, al que solo se le vio en el gol que le anularon; a Amath, desaparecido en combate. Y así un largo etcétera de un equipo que dio la cara en el primer periodo pero que, lamentablemente, pecó de falta de ambición en el segundo pese a jugar con uno más que su rival. Esta es la realidad de un partido que puede dejar huella, no solo por la derrota sino por cómo llegó.

Luis García sí estuvo fino. Tanto en el banquillo como en la rueda de prensa. No se le puede reprochar al técnico del Mallorca que no fuera ambicioso. Dio entrada a Salva Sevilla por un batallador Battaglia que todavía no ha demostrado nada en el Mallorca; a Fer Niño por el inoperante Amath para unirse a Ángel como segundo punta; posteriormente a Abdón por el propio Ángel, que tenía tarjeta, y a Baba por un Galarreta que pidió el cambio. Las ganas de ganar del técnico no se vieron reflejadas sobre el terreno de juego, con unos futbolistas que, claramente, querían pero no podían. Faltaron ideas, todas las que tuvo el técnico y no sirvieron para nada. Toca recapacitar, pero no hay excusas para justificar la derrota, por mucha Real Sociedad que se tuviera enfrente.

Un delincuente en el Collerense-Rotlet Molinar. El encuentro de Tercera División disputado el pasado martes pudo acabar en tragedia. Un energúmeno entró al terreno de juego con una navaja en la mano con la intención de agredir a uno de los jueces de línea. Lo peor es que este indeseable es reincidente. Por lo tanto, sobra decir que no puede volver a pisar un campo de fútbol en lo que le queda de vida. De hecho, ya no debería haber entrado el martes al recinto deportivo.

Digna derrota del Palmer Palma. Muy poco faltó para que el Palmer Palma diera la gran sorpresa ante el todopoderoso Estudiantes (70-73) en un partido en el que los mallorquines empezaron a demostrar lo que pueden dar de sí esta temporada. De momento cuentan sus partidos por derrotas, pero hay que tener paciencia con este equipo. La nota negativa fue la escasa afluencia de espectadores al que a priori es el duelo estrella de la temporada. El Estudiantes es a la LEB Oro lo que el Barça o el Real Madrid en la ACB. Tanto asiento vacío no deja de ser triste ante un rival de postín como es el conjunto estudiantil.

Compartir el artículo

stats