Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Cuatro árbitras para la historia

Kateryna Monzul se convertirá este sábado en la primera mujer que pita un partido clasificatorio del Mundial junto a tres compañeras y con la potente selección inglesa que se enfrenta a la modesta Andorra

Kateryna Monzul, en una imagen de archivo.

Kateryna Monzul, en una imagen de archivo.

Cuatro mujeres para la historia, cuatro árbitras que pitarán por primera vez un partido clasificatorio del Mundial con una selección ‘top’, la Inglaterra de Gareth Southgate, que este sábado se enfrenta a la modesta y combativa Andorra, en el Estadio Nacional de la capital del pequeño país pirenaico.

A Andorra llegó este viernes Kateryna Monzul, una arquitecta ucraniana de 40 años con una larga experiencia como árbitra, considerada en 2015 como la mejor del mundo después de pitar la final del Mundial femenino entre Estados Unidos y Japón, con goleada norteamericana, que derrotó por 5-2 a las niponas, un escenario de goles que se puede repetir este sábado (20.45 horas, Teledeporte) si los ingleses se ponen las pilas. Y Monzul se cita con la historia porque hasta ahora nunca una mujer había pitado un partido clasificatorio para el Mundial de Catar y mucho menos ante Inglaterra, líder destacada del Grupo I donde Andorra y San Marino se convierten en las cenicientas con el premio de poder enfrentarse a las estrellas de la Premier.

San Marino-Gibraltar

Monzul el 14 de noviembre de 2020 se convirtió en la primera árbitra que dirigió un encuentro masculino de selecciones, pero no con vistas a obtener el pasaporte para el Mundial sino en la Liga de las Naciones, entre San Marino y Gibraltar, sin goles y sin mucho fútbol. Este sábado llega al Estadio Nacional de Andorra acompañada por dos compatriotas como asistentes, Maryna Striletska y Svitlana Grushko, y toda una estrella del arbitraje femenino, la francesa Stéphanie Frappart, como responsable del VAR. Frappart es otra gran figura del arbitraje femenino puesto que la temporada pasada tuvo el honor de ser la primera mujer que pitaba un partido de Champions, en la victoria de la Juventus por 3-0 ante el Dinamo de Kiev.

Cuatro mujeres para el partido que mayor número de aficionados visitantes ha congregado en Andorra, ya que este sábado se completará la llegada de aficionados ingleses, más de un millar, entre los que disponen de alguna de las 940 entradas que han recibido y los que los acompañan. Los primeros seguidores británicos ya se encontraban este viernes en Andorra la Vella, en las terrazas con la típica cerveza sin olvidar el comercio, aunque la mayoría viaja este sábado desde Barcelona para dirigirse de nuevo a la capital catalana y su aeropuerto al finalizar el partido.

Seguidores, que al igual que Kateryna Monzul, se sobresaltaron poco antes de las 18 horas al contemplar la columna de humo negro y espeso que salía del interior del Estadio Nacional y que era visible desde diferentes puntos de la capital andorrana. "Fue un susto tremendo aunque por fortuna se pudo controlar el fuego en apenas 10 minutos. Afectó un poco al césped artificial pero en la zona no marcada del campo", explicó Ivan Moure, responsable de comunicación de la Federación Andorrana de Fútbol (FAF). Ardió la tarima que se había montado en el centro del campo para las cámaras de televisión. Se cortó el tráfico. Llegaron los bomberos. El partido no corre peligro pero se verá ahora cómo afecta a la retransmisión televisiva.

Británicos y turistas españoles

Y se verá también una situación curiosa este sábado puesto que Andorra se prepara para recibir a un importantísimo número de visitantes por el puente del Pilar, festivo ‘abajo’, como dicen los andorranos al referirse a España, con los hoteles a tope y con la calle principal con fuerte vigilancia policial, como ya se observaba este viernes entre ingleses con pantalón corto, pese a la temperatura fresca de los Pirineos y los primeros cánticos en alguna de las terrazas ocupadas por los seguidores británicos.

"Querían venir más- explica Moure- posiblemente, de ser el estadio más grande, habrían venido a Andorra más de 3.000 seguidores. Tuvo que hacerse un sorteo ya que solo hemos podido entregarles 940 localidades".

La visita de Cristiano Ronaldo

Kateryna Monzul se encontrará con un estadio al 70% de su capacidad, por las restricciones derivadas de la pandemia, con una grada solo para andorranos, otra para británicos y la neutral, principalmente aficionados españoles.

Será la tercera gran selección que visita Andorra tras los pasos de Francia y de Portugal, en un partido apretado, con los locales defendiendo el 0-0 con furia hasta que entró Cristiano Ronaldo en la segunda parte y se acabó la fiesta.

Compartir el artículo

stats