Enric Mas sufrió una caída sin consecuencias, pero con la que cedió 3:35 con Van der Poel, que agranda su ventaja en el liderato de la general del Tour de Francia.

El ciclista de Artà se vio obligado a remar durante toda la etapa en un percance que le complica sus opciones en la ronda gala. El esfuerzo a lo largo de todo el día no dio sus frutos, puesto que entró a 5:15 de Mahoric, ganador de la etapa. Esta situación terminó con el ciclista de Movistar encarándose con Kwiatkowski, fruto de los nervios de la etapa.

Van der Poel no quiere estar de paso en este Tour. Quiere el maillot amarillo aunque no sea favorito. La teoría dicta que entre el sábado y el domingo, en los Alpes, el fenómeno holandés con sangre francesa y genes de dos campeones ya dispone de una ventaja de 3.43 minutos sobre Pogacar después de que se colase en una numerosísima fuga formada en los inicios de la séptima etapa donde también entró su enemigo acérrimo, Wout van Aert, la pareja de moda, los mejores en las clásicas y en el barro del ciclocrós, y quienes por un día enterraron las diferencias porque a los dos les interesaba ganar tiempo y porque Van Aert tiene ahora la oportunidad de coger el timón del Jumbo después de que su jefe Primoz Roglic se hundiera en puertos que en buen estado de forma habría subido silbando. Golpe terrible al segundo gran aspirante a la victoria, al corredor que el año pasado perdió el jersey amarillo en el último suspiro y al que las heridas de guerra sufridas en la caída del lunes le están pasando factura.

Ya está a 3.48 minutos de Pogacar. ¿Y cómo, cuándo y dónde puede recuperar este tiempo? Desde luego no parece que vaya a a ser en unos Alpes que llegan con la sensación de estar algo afeitados, con dos etapas de apenas 150 kilómetros y sin los nombres legendarios que han convertido a la cordillera en un templo del Tour.Con la victoria para otro esloveno, Matej Mohoric, son pocos pero hacen mucho ruido, el Tour vivió una etapa intensa, con la furia desatada antes de que llegase la primera subida, la cota de la localidad de Château Chinon, donde François Mitterrand fue alcalde una década, para terminar en un localidad industrial, Le Crousot, con alcalde de raíces españolas, David Martí, hijo de republicanos. Van der Poel, quizá, no estará llamado a ganar en París, pero no dejará títere con cabeza por el camino mientras no le fallen las fuerzas.

Enric Mas tendrá que cambiar su estrategia después del contratiempo de esta jornada ya que, estar a 5:33 del líder le obligará a tener un planteamiento más agresivo en lo que queda de Tour.