Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una perla forjada en las carreteras de Mallorca

La ciclista Aileen Schweikart participará este fin de semana en el Campeonato de Alemania portando el nombre de la isla en su indumentaria

Toni Colom entrena a la nueva perla del ciclismo femenino G. Bosch

Quien la ha visto rodar por las carreteras de Mallorca dice de ella que es una perla. Una gema que todavía hay que pulir, pero que, a buen seguro, dará mucho que hablar. Aileen Schweikart (Stuttgart, 1996) tiene 25 años y no lleva ni uno montada en su bicicleta. Aterrizó en Mallorca en octubre de 2019 y en solo unos meses se enamoró de la isla y su gente. Llegó para trabajar, sin ánimo de convertirse en lo que ya es, una promesa del ciclismo internacional.

La progresión de Aileen sobre las dos ruedas es fulgurante. «Cuando llegué a la isla me encontré sin amigos y pensé que una buena forma de conseguirlos era hacerme con una bici y echar a rodar. No me lo pensé dos veces. Yo solo había montado en bicicleta para ir de mi casa al colegio, en Alemania, pero me dirigí a una tienda de segunda mano y me hice con una», recuerda la germana sobre sus inicios en este mundo.

«Paraba a la gente que veía por la calle sobre sus bicis y les decía que quería ir a rodar con ellos. Así fue como empecé y pronto me hice con un grupo de amigos que salían cada fin de semana a circular por las carreteras de la isla», señala. Enamorada de la Serra de Tramuntana, Aileen de repente se sorprendió a sí misma subiendo puertos y haciendo rutas de cientos de kilómetros. «La primera vez que salí, me caí sobre el manillar y pensé que ya nunca me volverían a llamar para que fuera de ruta con ellos, pero no fue así y pronto me convertí en una más del grupo. Me enseñaron rutas muy bonitas y las paradas obligatorias para coger fuerza a mitad de camino en algún bar de la isla. Eso fue sin duda el gran descubrimiento», señala entre risas.

La progresión de esta joven alemana no pasó desapercibida para nadie. En apenas unos meses sobre la bicicleta, Aileen se embarcó en una 312 junto a una quincena de ciclistas más. La deportista realizó la etapa sin problemas, a una media de 31 kilómetros por hora, y con más de 4.000 metros de desnivel. «Para mí era pura diversión llegar al fin de semana y tener amigos con los que poder compartir mi nueva afición. Es verdad que no se ve a muchas mujeres rodando por las carreteras, pero me gustaría que hubiera muchas más porque Mallorca es un paraíso para el ciclismo», reconoce.

De marzo de 2020 a octubre del mismo año, con el coronavirus de por medio, Aileen decidió volver a su tierra y aparcó durante unos meses esa nueva pasión que estaba creciendo en ella, pero en su regreso a la isla, un compañero de locuras se sentó a su lado y habló claramente con ella. «Recuerdo ese día porque estábamos viendo una carrera en la televisión. De repente David Balaguer me dijo que por qué no empezaba a tomarme más en serio todo esto del ciclismo y me dijo que iba a convertirse en mi manager y me iba a buscar un entrenador. En menos de dos semanas estaba sentada en el despacho de Toni Colom asustada por todo lo que me venía», señala.

A las órdenes del laureado ciclista mallorquín, Aileen transformó lo que hasta el momento solo era una afición en una auténtica pasión. En solo seis meses, la alemana ha experimentado un cambio radical en su técnica y su físico, unos avances que ya han empezado a reportarle sus primeros triunfos en la carretera. «Creo que mi evolución desde que estoy con Toni es brutal, yo la noto y creo que él también. Ahora realizo entre 400 y 500 kilómetros semanales, cuido mi alimentación, practico mi técnica, comprendo la importancia del descanso y veo una mejora palpable. Disfruto y creo que eso es algo que se nota», destaca.

El pasado 18 de abril, la joven ciclista se embarcó en su primera prueba del calendario mallorquín. El TrofeoGarden Hotels, celebrado en Alcúdia, marcó un antes y un después en la progresión de la alemana. «Gané. De repente estaba en el podio y no me lo podía creer. Fue una experiencia preciosa, pero descubrí por primera vez lo que era competir. Hubo muchas caídas durante la carrera y tuve algo de miedo, pero conseguí mi propósito de acabar y además me llevé la victoria», señala.

Tras esa primera prueba, Aileen se animó también a participar en el Pla de Mallorca: «Eso ya eran cuatro días de competición. El primero fue para olvidar porque me caí encima de un muro, pero no me hice mucho daño y al día siguiente lo hice bastante bien. El tercer día era la contrarreloj y conseguí quedar segunda. El último día llovía a cántaros y fui la única chica que terminó. Fue una carrera muy dura y no sabía ni si podría correr, pero todo fue genial pese a las circunstancias», señala.

En su mente, solo tiene ahora el Campeonato Nacional de Alemania, que se disputará en Stuttgart mañana y el domingo. Aileen será la única ciclista que acudirá a la prueba sin equipo, en un reto que se ha propuesto para medir su progresión en los últimos meses: «Cuando le dije a mi familia y a mis amigos que iba a participar se quedaron totalmente sorprendidos, creo que no eran conscientes de la envergadura que ha significado para mí el ciclismo en los últimos meses. Mi intención es probarme, conocer el verdadero nivel de las ciclistas profesionales y disfrutar de los dos días de prueba cerca de mi casa. Como voy sin equipo, hemos decidido crear el nuestro propio. Llevaré el nombre de Mallorca como homenaje para lo que está significando para mí esta isla».

La corredera germana, quien reconoce que tiene mucho que agradecer también a Ángel García, ciclista que le acompaña en casi todos sus entrenamientos por la isla, es consciente de que el Nacional de Alemania no será una prueba fácil para alguien que acaba de comenzar en este mundo. «Me han contado la historia de Mavi García y su espectacular progresión pese a empezar incluso más tarde que yo en el ciclismo. Un día la conocí por las carreteras de la isla, pero no pude comprobar su verdadero nivel. Su trayectoria es un ejemplo para mí y algún día me gustaría poder dedicarme profesionalmente a este deporte como hace ella», zanja.

Compartir el artículo

stats