El material sintético de las pistas de Magaluf fue decisivo en la mejora de los velocistas, tanto en hombres como en mujeres, en el control celebrado en la jornada de tarde del miércoles.

Sin duda alguna, lo mejor estuvo a cargo del vallista cubano-español residente en Calvià Yidiel Islai Contreras (Playas de Castellón), que corrió los 110 metros vallas con 14.10. Le siguió Carlos Oses (Siurell) con 14.56.

En 400 lisos, Miki Esteller (Diana) abrió la brecha al registrar 47.91, segunda mejor marca nacional sub-18 del año y que sería mínima europea de no haberse anulado los campeonatos de su categoría. Su compañero de club Alejandro Martín fue segundo con 49.96, y quinto del ranking nacional. El senior Gonzalo López-Cancio registró 50.13.

En 100 metros lisos femeninos, Esperança Cladera (Speed) firmó un tiempo de 12.04 y de 24.18 en los 200, esta última marca a las puertas de los 23.95 que le exigen para participar en el Europeo (en 2018 ya había hecho 23.74). Ivana Peralta (Siurell) firmó 12.42 y 24.96, rebajando por primera vez la barrera de 25 segundos. Laura Rado (Speed) dominó los 400 metros lisos con el tiempo de 58.64.

En 100 metros lisos masculinos, Óscar Rus (Speed Club) rebajó la barrera de los 11 segundos al registrar 10.97, corriendo los 200 con 22.08.

La sub-16 Lucía García (Diana) corrió los 300 vallas con el tiempo de 47.08, que la sitúa undécima del año a nivel nacional.