Augusto Fernández vuelve a sentirse piloto. “Después de un año, el 2020, en el que sufrí mucho, por fin vuelvo a tener las sensaciones de hace dos temporadas. Siento que vuelvo a poder luchar por las carreras o liderar los entrenamientos. Es una sensación que echaba de menos. Montmeló ha sido mi mejor fin de semana en el último año y medio”, ha señalado el representante mallorquín de Moto2, pasando revista tras el transcurso de los siete primeros Grandes Premios del Mundial.

El piloto del equipo Marc VDS Racing finalizó quinto este pasado fin de semana en Barcelona, su mejor posición durante el presente curso. Tras entrar en ese top-5, Augusto ha reconocido este mediodía desde el hotel Nivia Born Boutique de Garden Hotels que “las sensaciones, en general, son mucho mejores que las del año pasado”. “Somos más competitivos y desde Jerez me siento con opciones en cada carrera. Es verdad que he sumado tres ceros consecutivos, pero los tres se dieron por querer sacar un resultado positivo en las carreras”, ha analizado.

“En Barcelona me sentí muy bien todo el fin de semana y creo que también fui muy competitivo. Sin embargo en la carrera no rodé con mi naturalidad. Creo que incluso teníamos posibilidades de luchar por la carrera, pero después de tres carreras consecutivas yéndome al suelo, necesitábamos puntuar como fuera y salí con muy poca confianza. De Montmeló me llevo experiencia y tranquilidad, algo que necesitaba”, ha reconocido el mallorquín de la categoría intermedia.

Augusto ocupa en la actualidad la décimo segunda posición en la general y con 34 puntos está a 105 del actual líder Remy Gardner. Fernández es consciente de que va a ser muy difícil luchar por el campeonato, por eso prefiere ir “carrera a carrera” e ir sumando resultados: “Ahora mismo el campeonato sinceramente se nos queda un poco lejos, porque Remy Gardner y Raúl Fernández están muy regularmente ahí arriba. No lo olvido del todo, porque esto es muy largo, pero por ahora voy a ir carrera a carrera. Tengo muy buenas sensaciones y espero acercarme cada vez más a ese podio y a volver a ganar un Gran Premio”.

Cuestionado por cómo vivió en la parrilla de Muguello que Dorna diera a conocer la noticia del fallecimiento de Jason Dupasquier minutos antes de echar a rodar, Augusto ha reconocido que siempre son “momentos muy complicados”, pero que los pilotos se deben a su oficio y deben saber aparcar ese sufrimiento. “Evidentemente es difícil. Te tienes que olvidar un poco de todo porque es tu trabajo. No sé si somos egoístas o no, pero al final hay que serlo un poco. No podíamos pararnos a pensar realmente en eso. Había que correr. Desgraciadamente solo nos damos cuenta en esos momentos de que corremos ese riesgo. No somos conscientes, no pensamos mucho porque si lo hiciéramos creo que no seríamos capaces de correr. Es difícil, pero al final es nuestro trabajo y creo que tenemos que ser un poco así”, ha señalado.