«Nuestra juventud y el hecho de que vayamos sin presión al play off nos hace ser un equipo peligroso, sin duda». Álex Pérez, entrenador del Palmer Alma Mediterránea junto a Pau Tomàs, no renuncia a nada. El equipo disputa el primer partido de los play offs de ascenso a la ACB, ante el Breogán, este próximo sábado a las 18:30 horas en Lugo.

«Estamos contentísimos con los jugadores y con la institución por la calma que aportaron cuando la situación no era tan buena al principio. Siempre creímos en lo que estábamos haciendo y cuando tienes también el apoyo de la institución, en ese sentido todo es más fácil», apuntó ayer, en el ‘media day’ que organizó el club en la nueva oficina de Palmer Alma Mediterránea situada en el centro de Palma.

«La temporada consideramos que está siendo buenísima. Los jugadores han evolucionado mucho y nos encontramos en un play off con un nivel de juego muy bueno y muchísima ilusión», concluyó el técnico andaluz, en alusión a que van a pelear por subir.

Un ascenso a la ACB que, aunque no se renuncia a luchar por conseguirlo, no entraba en los planes de la entidad. «Es un logro que al comenzar la temporada no esperábamos. Todos soñamos con lo mejor, pero en ese momento los objetivos eran otros», reconoció Guillem Boscana, presidente del club.

«El paso del tiempo ha hecho que seamos más ambiciosos y crecer al igual que lo ha hecho el equipo», afirmó, y admitió que su sueño «y el de mucha gente de Mallorca» es poder tener un equipo en la ACB. «Es lo que vamos a intentar a partir del sábado en Lugo», sentenció.

«Estamos muy contentos con el trabajo que hemos hecho», señaló Sean McDonnell, uno de los capitanes del Palmer Palma, que advirtió de que no habrá relajación en el equipo: « Ya veremos qué sucede, pero nuestra idea siempre es la de ir a competir y ganar ante el Río Breogán».

«Todos en el equipo tenemos muchas ganas de salir a la pista de Breogán y hacerlo lo mejor posible. Sabemos que no va a ser fácil, pero ya hemos demostrado que podemos jugar contra cualquier equipo», aseveró el pívot Milan Suskavcevic, debutante esta temporada en la LEB Oro y que también estuvo en el ‘media day’ junto al base Pol Figueres y Vicenç Palmer, principal patrocinador del equipo y que quiso mostrar una vez más su apoyo confianza en la plantilla.