El ibicenco Jonathan Jiménez, del Club Agelay y miembro de la escuela de seguimiento de la Federación Balear, se hizo con el bronce en el Campeonato de España organizado por la Federación Española de kickboxing y muay-thai en Guadalajara, en el que participaron más de 500 púgiles. En la final de K-1 que le enfrentó al vasco Fikri Sabri Aazouz, el deportista de Balears se impuso por decisión unánime de los jueces.