Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

El AEA Solidaria Llucmajor quiere vestirse de plata

El equipo de Tomeu Adrover se mide desde mañana y hasta el sábado al Estudiantes, Ciudad de Huelva y Cartagena con el reto del ascenso a la categoría de LEB Plata

La plantilla del AEA Solidaria Llucmajor posó ayer para este diario en el Municipal.

La plantilla del AEA Solidaria Llucmajor posó ayer para este diario en el Municipal. T. TENERIFE

Bajo el marco incomparable de un pabellón ‘cinco estrellas’ como es el de ‘la Fonteta’ de Valencia, el AEA Solidaria Llucmajor buscará prolongar el sueño deportivo que viene protagonizando desde que el pasado mes de julio el Flanigan Calvià formalizase su renuncia a continuar en la liga EBA.

El Joventut Llucmajor, club que preside Marga Puig, movió rápidamente ficha y solicitó la vacante que dejaba el club calvianer en el grupo C. Y tras confirmar la FEB su admisión en la competición comenzó toda una carrera contrarreloj, con la búsqueda de patrocinadores que aportaran músculo económico al proyecto, conseguir un cuerpo técnico de auténtico lujo para la categoría y, de esta forma, confeccionar un plantel ‘indígena’ en su práctica totalidad, con la suficiente calidad y experiencia para que los primeros pasos en la nueva categoría no fuesen el canto del cisne.

Y tras acabar primeros la fase regular, llega la hora de la verdad. Pocos soñaban con ella, ya que el proyecto deportivo tenía las miras puestas a medio largo plazo. Pero la oportunidad está aquí. Y desde el jueves, el filial del Movistar Estudiantes, el Ciudad de Huelva y el FC Cartagena serán los obstáculos que tendrá que superar el conjunto ‘amarillo’ para obtener una de las cinco plazas que hay en juego en esta fase y que suponen el pasaporte de acceso a la LEB Plata. Y para ello, debe quedar campeón de grupo o en su defecto, ser uno de los dos mejores segundos de la fase y jugársela el domingo 16 en un único partido.

Cuadro de partidos

Cuadro de partidos

Los protagonistas

Pese a ser un novato en competición FEB, los que componen el AEA Solidaria Llucmajor son en su gran mayoría jugadores contrastados en EBA y categorías superiores. Como indiscutible está Andreu Adrover, base de 25 años, internacional en categorías inferiores y que pasa por ser un talentoso base, con capacidad anotadora y dirección de juego. Lo acompaña el escolta-base llucmajorer Joan Reda (26 años), cuya mejor virtud es el lanzamiento de larga distancia. El escolta artanenc Biel Serra (uno de los que más minutos suma en pista) también aporta puntos e intensidad en defensa, y que también cuenta con la ayuda del otro ‘2’ del equipo, Toni Escanellas. A su lado, toda una institución del baloncesto balear, que sigue aportando sus auténticas ‘bombas’ de tres puntos y que pese a sus 41 años, sigue aportando puntos y experiencia. Se trata de Miki Corbacho, al que también acompaña otro ‘cuarentón’ que está en plena forma, Goyo Domínguez. Los exteriores del conjunto llucmajorer se completan con el ‘pobler’ Miquel Llobera, un 3-4 que ayuda también en el rebote gracias a sus 201 centímetros.

En el poste bajo, el ex Calvià David Monserrat, el recuperado Albert Maura y el versátil Jaume Vicenç Vallés -que juega de cinco por exigencias del guion- conforman junto con el fornido pívot georgiano Shota Gelazonia, con experiencia en LEB Plata con Xuven Cambados y Morón un juego interior intenso y dinámico. A este grupo humano le corresponde una terna en el banquillo que acumula experiencia, recursos y muchos ‘tiros pegados’ en las canchas de baloncesto. Tomeu Adrover es el que ejerce como primer entrenador, escoltado por dos auténticos ayudantes de lujo: Óscar Olivenza y Ángel Molinero. Y aunque no lo quieran decir en voz alta, como ya viene demostrando el equipo durante la temporada regular, la ambición es máxima. Y si se pone a tiro la LEB Plata, no la dejarán pasar. A partir de mañana, lo que pase en la pista de ‘la Fonteta’ marcará el rumbo deportivo del AEA Solidaria Llucmajor.

Compartir el artículo

stats