Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

Vicente Moreno lo ha vuelto a hacer

El valenciano impone su manual para lograr con el Espanyol su cuarto ascenso como entrenador, dos de ellos con el Mallorca

Vicente Moreno y Dani Pendín celebran el ascenso el sábado en La Romareda.

Vicente Moreno y Dani Pendín celebran el ascenso el sábado en La Romareda.

Vicente Moreno lo ha vuelto a hacer. El técnico valenciano ha cumplido con el reto que se le ha puesto sobre la mesa. Y a lo grande, cuando todavía quedan cuatro jornadas por disputarse. Aterrizó en un Espanyol destruido y amargado por un traumático descenso a Segunda y, menos de un año después, lo ha dejado en Primera División. No es algo muy diferente a lo que hizo en el Mallorca, aunque en la isla la gesta fue todavía mucho mayor. En ese caso también llegó a un Son Moix rodeado de ira y furia por haber caído a la Segunda B, y dos años después, en una hazaña difícil de repetir, los bermellones estaban en la elite tras subir dos categorías de forma consecutiva.

«Espero que la gente esté contenta porque va por ellos. Todo ha sido difícil, porque partes del inicio con todo el mundo diciendo que el ascenso es lo normal, pero si uno echa la vista atrás vemos que no siempre ascienden los que tienen el presupuesto más alto», señaló el de Massanassa sobre el mismo césped de La Romareda, tras el empate de los blanquiazules frente al Zaragoza que les certificaba el billete a la elite.

Aterrizó en un club destruido por un duro descenso y menos de un año después lo ha devuelto a la elite

decoration

Moreno, que también ascendió con el Nàstic de Segunda B a Segunda, ha sabido liderar un proyecto ganador, multimillonario, pero con la exigencia imperativa de ascender. Apoyado por sus inseparables Dani Pendín y Dani Pastor, ha sabido motivar al grupo, ha cuidado las individualidades y ha mantenido una línea de trabajo, constancia y prudencia que le han valido para estar de fiesta cuando todavía no ha terminado la competición. Los 72,5 millones de euros del Espanyol es el más alto de la historia de Segunda División. Es una cifra que le añadió mucha presión desde el principio porque era consciente de que no había otra opción que no fuera ascender. El propio Mallorca y el Almería le han apretado, incluso llegaron a bajar a puestos de play-off, pero en este tramo final los Raúl de Tomás, Embarba, Puado y compañía han marcado las diferencias en la categoría. Moreno ha asumido la etiqueta de gran favorito con naturalidad y sin esconder nunca que ascender a Primera era una obligación. Y es verdad que tenía muchos mimbres para lograr el cesto, más que cualquier rival. De hecho, Raúl de Tomás es el máximo realizador de la competición con 22 dianas, pero es que su Espanyol únicamente ha encajado 23 goles en lo que se lleva de curso, un registro que explica el bloque que ha construido alrededor de sus figuras. Ahora vivirá su segunda experiencia en Primera. En la anterior en el Mallorca no fue satisfactoria, aunque esa es otra historia.

Celebración

Más de un millar de aficionados periquitos celebró junto al equipo en los aledaños del RCDE Stadium el ascenso matemático a LaLiga Santander, después del empate del sábado contra el Zaragoza en La Romareda (0-0). La expedición blanquiazul llegó al estadio alrededor de las 12.30 horas, tras dormir en Zaragoza, y los jugadores y el cuerpo técnico se detuvieron antes de la entrada del aparcamiento del autocar. El centrocampista Keidi Bare resumió el sentimiento de muchos seguidores. «Es el día más feliz de mi vida», afirmó el futbolista, ante la emoción y los cánticos de todos los asistentes.

Compartir el artículo

stats