Palma Futsal y ElPozo Murcia han ofrecido este mediodía un partido de alto voltaje en Son Moix. Con mucho en juego, los artistas no han defraudado a los espectadores que se dieron cita en el pabellón. Una actuación en la que hizo méritos para obtener un mejor premio el equipo mallorquín, pero perdonó demasiadas ocasiones y su falta de puntería ante la meta rival le penalizó en exceso (1-2).

Al Palma Futsal se le presentaba la oportunidad perfecta para confirmar su gran estado de forma. Tras ganar al que por entonces era el líder de la Primera División del fútbol sala nacional, el Levante, y dar continuidad a las buenas sensaciones con una victoria en Ferrol, los pupilos de Antonio Vadillo querían seguir con su racha ganadora ante uno de los históricos de esta disciplina y uno de los equipos más en forma de la competición, un ElPozo Murcia Costa Cálida capitaneado por el mallorquín Miguelín.

En la primera parte reinó la igualdad y la disputa por hacerse con el control del partido, con ocasiones para ambos equipos y con los porteros como grandes protagonistas.

En los primeros minutos el Palma no sufrió en defensa y gozó de una oportunidad de Tomaz con un disparo que despejó Juanjo con el pie, pero ElPozo se hizo fuerte y creó la oportunidad más clara con una potente volea de Marcel que se fue al palo de la portería de Barrón.

El partido transcurrió en una lucha de poder a poder en el que ningún equipo lograba imponer ni su ritmo ni se juego. Y cuando el encuentro parecía que se iba a ir a vestuarios en tablas y sin goles, un zapatazo de Marcel a la escuadra de Barrón desequilibraba el duelo.

El Palma veía cómo el esfuerzo de los primeros veinte minutos se desvanecía con ese gol, pero le quedaban otros veinte para intentar la remontada.

En la segunda mitad, el conjunto murciano arrancó con más ambición. El 0-1 le había dado una confianza extra a ElPozo, que obtuvo mayor premio incluso con un segundo gol, obra de Rafa Santos picando el balón ante la salida de Barrón.

El encuentro se ponía difícil para un Palma Futsal que no bajó la intensidad y las ganas de recortar distancias. Vilela, Higor, Raúl Campos y Marlon eran los protagonistas de las ocasiones más claras de los locales, aunque estaban negados de cara a puerta.

Los de Antonio Vadillo subieron líneas y empezaron a generar ocasiones. Incluso, el técnico jerezano tiró de pizarra y, a falta de diez minutos, apostó por la figura del portero-jugador con Nunes en busca de una remontada que ya se antojaba casi milagrosa. Tan solo dos ataques de cinco después, el mismo Nunes recibió el balón en banda y le pegó de primeras para mandar el balón a la escuadra de Juanjo.

Son Moix se llenó de fe. El gol dio esperanzas y coraje a un Palma Futsal que asaltó el área visitante. ElPozo Murcia, acorralado por momentos, aguantó la ventaja hasta el final, evitando que los jugadores mallorquines se hicieran con, al menos, un punto. Un premio al que se habían hecho acreedores pero que se les escapó por su falta de puntería.

Vadillo: «Nos ha costado tener fluidez en el área contraria»

«El partido ha sido equilibrado, atascado a veces, y durante 30 minutos se ha jugado a lo que quería ElPozo», señaló Vadillo, técnico del Palma. «Sabíamos que iban a jugar muy directo y nos ha costado tener fluidez en el área contraria», explicó, y añadió: «En los últimos diez minutos hemos arriesgado, pero no hemos tenido acierto. Me voy contento por el espíritu de los jugadores».