El Poblense, de Segunda B, y el Palma Futsal, líder de la Primera División de fútbol sala, podrán acoger a mil doscientos y mil espectadores, respectivamente, en sus partidos de este fin de semana. La Conselleria de Salud del Govern ha autorizado la ampliación del número de espectadores a los recintos deportivos al aire libre. El equipo de fútbol recibe el domingo, a las doce del mediodía, al Melilla en el primero de los tres partidos decisivos para intentar evitar el descenso de categoría, y lo hará con el apoyo de su afición. Desde el Poblense confían en que la cifra de espectadores que acudan al estadio pobler se aproxime al tope de cabida.

Por su parte, el Palma Futsal ha recibido, pasadas las tres de la tarde, la autorización para que entren mil espectadores al Palau de Son Moix, dentro de las medidas tomadas por el Govern de disminuir las restricciones con el fin del estado de alarma, pese a que el toque de queda en Baleares continúa vigente hasta el próximo 23 de mayo tras la resolución del TSJB. El Palma Futsal contará por lo tanto con el apoyo de buena parte de su afición en el partido de este sábado en el Palau contra ElPozo Murcia, un partido en el que los de Vadillo defienden el liderato.

La suavización de las restricciones también afectan a los gimnasios, que pasarán del 30 al 50 por ciento del aforo, eso sí con el obligado uso de las mascarillas.