Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Toni Roca | Socio de Himnus - Football Lawyers
Toni Roca Socio de Humnus - Football Lawyers

«La Superliga ha fallado en su formato, modo de comunicación y la imagen que ha dado»

El que fuera abogado del Mallorca analiza el desplome experimentado por el torneo presidido por Florentino Pérez

Toni Roca, director del despacho especializado en fútbol Himnus.

Tras la estampida de los clubes ingleses y la marcha, ayer, de Inter, Milan, Juve y Atlético, ¿nos podemos despedir definitivamente de la Superliga?

La Superliga deja de ser viable en los términos en los que estaba planteada inicialmente. Ese proyecto de torneo con 12 o 15 equipos fijos y cinco invitados, evidentemente se ha caído. Con ese formato está claro que no va a salir adelante y ya no es viable. Lo que no descarto es que todo esto esté muerto de forma definitiva. Quizás en un futuro, planteándolo de otra forma que no genere tanto rechazo, sí que tenga recorrido.

¿El cambio es necesario?

Todo esto se basa en el poder y control de la competición. Los clubes lo que reclaman es que ellos son los que corren con el riesgo, ponen el estadio y pagan a los jugadores. Comparto su tesis de que deberían ser ellos los que organizaran la competición. Ahora mismo UEFA tiene un monopolio, pone las normas y se lleva una participación sustancial de los beneficios que genera esa competición a costa de los clubes.

¿LaLiga española sería un ejemplo de modelo al que aspiraba la Superliga?

Tal cual. Hoy en día a nadie le cabría en la cabeza que la Federación organizara LaLiga, vendiera los derechos de televisión y le dijera a los clubes que les va a dar lo que ella considera. ¿Por qué si a nivel nacional esto está tan asumido e interiorizado, no pasa lo mismo a nivel internacional? Aquí lo que se planteaba, desde mi punto de vista, era acabar con un monopolio y con un intermediario que, a día de hoy, no se necesita.

Por lo que dice, el fondo es bueno, ¿el problema es el planteamiento?

Totalmente. Creo que ha habido muchos errores y uno de ellos ha sido el diseño de la competición. Eliminar uno de los peldaños básicos como es el mérito deportivo ha sido el gran fallo. Por poner un ejemplo: tienes al Mallorca en Primera y aunque eres consciente de que va a ser casi imposible llevar al equipo a Europa, siempre tienes un aliciente. El formato en el que han basado la Superliga lo que hace es eliminar esa posibilidad. Colocar a 15 clubes fijos ahí, independientemente de los méritos deportivos, ha hecho que el aficionado no responda bien, como es lógico.

Me ha comentado que había muchos errores. El formato cerrado es uno, pero ¿cuál más?

Hay un problema muy grave con la imagen que se ha dado por parte de los clubes fundadores: ‘Nosotros somos los ricos y nosotros decidimos’. Luego, el tema de la comunicación se ha llevado rematadamente mal. Lo que no puede ser es que pretendas crear la mejor competición del mundo y la presentes con un comunicado a las 12 de la noche de un domingo y que la única comparecencia pública que haya habido hasta el momento haya sido la de Florentino en el ‘Chiringuito’. Quizás tampoco fueron capaces de medir la acogida que esto iba a tener por parte de los aficionados, que al final ha sido lo que ha tumbado realmente el proyecto. Para nada ha sido una cuestión de ilegalidad.

Ahora los equipos que han dado marcha atrás, ¿tendrán que hacer frente a una sanción?

Sin tener acceso al documento creacional, es difícil aventurarse, pero lo lógico es pensar que sí. De hecho, los clubes lo que comunican es que han iniciado trámites para salir, lo cual denota que en el contrato se estableció un procedimiento.

¿Cree que todo esto puede tener algún tipo de repercusión para el Real Madrid?

Quiero pensar que no. Si ya era cuestionable que la UEFA y LaLiga pudieran implantar sanciones, con menos razón ahora que todo esto se ha quedado en un proyecto de 48 horas. Es verdad que se ha hecho un daño reputacional muy grande, pero tampoco creo que adopten medidas sancionadoras que, a mi juicio, tendrían poca base penal.

Compartir el artículo

stats