El Atlético Baleares afronta este mediodía (12 horas / Footers) seguramente el que es el partido más importante de la segunda fase del campeonato. El conjunto blanquizul se la juega a vida o muerte ante un Villanovense que ocupa la segunda plaza de la clasificación y que, de lograr la victoria ante los mallorquines, se escaparía a seis puntos del conjunto que dirige Xavi Calm. Tras imponerse el pasado fin de semana al Don Benito, el Baleares afronta la segunda jornada con los ánimos reactivados y con una confianza que hacía tiempo no se notaba en la Vía de Cintura. Xavi Calm podrá nuevamente contar con todos sus efectivos para el importante duelo y ha viajado a tierras extremeñas con el único descarte del costamarfileño Liam Ayad. Enfrente se topará con un equipo aguerrido, que durante la primera fase del campeonato tan solo encajó ocho goles en contra en los 18 partidos que disputó y que con 27 puntos en el casillero tuvo que conformarse con luchar por la liguilla de ascenso a la Primera División RFEF.