Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mateu Morey: «Ni en mis mejores sueños imaginé llegar donde estoy»

El defensa mallorquín asegura «vivir dentro de una burbuja» desde que llegó al Borussia Dortmund, que hoy se mide al City en la Champions

El mallorquín Mateu Morey  posa en el  vestuario.

El mallorquín Mateu Morey posa en el vestuario. BORUSSIA DORTMUND

Mateu Jaume Morey Bauzà (Petra, 2000) está de moda. Ha estado tres semanas sin jugar por una rotura muscular, pero el lateral derecho se ha ganado el respeto de la elite con sus buenas actuaciones en la Liga de Campeones con el Borussia Dortmund. Hoy se mide a todo un Manchester City, pero antes atiende vía telefónica a DIARIO de MALLORCA para explicar cómo es «la burbuja», como él mismo define con humildad, en la que vive desde que llegó al primer equipo.

Llega a tiempo para jugar los cuartos de final ante el City.

Sí, ya me he recuperado a tiempo y ya pude estar convocado contra el Eintracht de Frankfurt y ahora estaré a disposición del míster por si quiere que juegue contra el Manchester City en Champions.

El City de Guardiola son palabras mayores.

Sabemos que es uno de los mejores equipos del mundo, pero nadie se esperaba que diéramos la sorpresa de eliminar al Sevilla porque veníamos de una mala dinámica, pero la Champions siempre es especial. Por mucho que el City sea el favorito, después jugamos once contra once y tenemos las mismas posibilidades que ellos de clasificarnos para semifinales. Queremos pasar la ronda.

Y se reencontrará con Ferran Torres, con quien se entendía muy bien en la selección española sub-16.

Sí, con Ferran hicimos una banda derecha muy buena en la selección y marcamos muchos goles. No solo es un compañero, tenemos mucha amistad. Ahora nos enfrentaremos y seguramente nos intercambiaremos las camisetas porque desde que nos conocimos en la selección nunca hemos perdido el contacto.

Todas las lesiones son inoportunas, pero a usted le ha privado de ir a la Eurocopa sub-21.

Hacía mucho tiempo que no me convocaba la selección y me hizo mucha ilusión la llamada del seleccionador para el Europeo sub-21, pero el fútbol tiene estas cosas y, cuando consigues algo, te lo quitan de las manos.

Mateu Morey juega con uno de los delanteros más deseados por los clubes más grandes de Europa.

Mateu Morey juega con uno de los delanteros más deseados por los clubes más grandes de Europa.

¿Contempla ir a los Juegos Olímpicos de Tokio?

Sí, es una opción. Están ahí y ahora que ya me he recuperado seguiré haciendo lo mismo para mejorar cada día y después ya dependerá del seleccionador.

¿Está viviendo un sueño jugando en la elite europea?

Sí, ni en mis mejores sueños me imaginaba poder llegar donde estoy. Mi padre siempre me ha dicho una cosa que la tengo presente. Lo difícil no es llegar, sino mantenerse. Ahora he llegado, por suerte, y le doy las gracias a todas las personas que me han ayudado a estar aquí, pero lo más difícil es seguir tirando hacia arriba.

Las cosas le están saliendo muy bien.

Sí, la verdad es que no me puedo quejar de nada. Tuve dos años difíciles, con una lesión en la rodilla, y después llegar a Dortmund, con una nueva ciudad, un nuevo idioma, todo nuevo, y me volví a lesionar. Eso me costó bastante, pero con el apoyo de mis compañeros de equipo y de la gente que me rodea, tanto de la familia como amigos, he podido darle la vuelta a la situación y estoy viviendo uno de mis mejores momentos de mi carrera deportiva. Ojalá ahora pueda seguir igual o mejor.

¿El fútbol de elite es así como se lo imaginaba?

Sí. Obviamente la elite es diferente a cuando eres cadete o juvenil o cuando llegas al primer equipo, pero he ido creciendo dentro de un ámbito muy profesional. Llegar a un club como el Borussia después de haber vivido experiencias anteriores se te hace más fácil y entiendes cómo funciona mejor. Pero es verdad que es un mundo en el que vivimos dentro de una burbuja, pero es el mundo que me gusta y ojalá pueda estar en él mucho tiempo.

"Sigo mucho al Mallorca, uno nunca se olvida de donde viene. Luis García lo hace espectacular"

decoration

Da la impresión que llevaba toda la vida jugando en la Champions y al más alto nivel en la Bundesliga.

Intento disfrutar dentro del campo porque si dejas de hacerlo seguramente las cosas no te saldrán. Siempre he intentado hacer lo que me gusta y creo que lo más importante es que siempre he tenido la ambición de aprender y querer ser mejor y esto es fundamental para tirar hacia adelante.

¿Le afecta la presión?

Cuando vas creciendo y vas viviendo etapas, partidos importantes y estas cosas, hacen que lleves la presión mejor. Si hiciera un trabajo de oficina y me pusieran al día siguiente a jugar un partido de Champions me pondría nervioso, pero al final un partido de Champions es igual al de la Bundesliga o de entrenamiento. Son once contra once y gana el que mejor lo hace. Y trato de estar concentrado y de dar lo máximo durante los partidos pensando en lo que tengo que hacer en mi posición.

Dejó el Barcelona en 2019 porque quería llegar al fútbol profesional. Está claro que acertó.

Nunca me he arrepentido de esa decisión, siempre he pensado que lo que decidí al fichar por el Borussia era lo que más me convenía, hice el cambio cuando la cabeza me lo pedía y ha salido a la perfección. El Borussia confía mucho en los jóvenes y ahora soy yo el que le tiene que devolver esta confianza dentro del campo.

En los juveniles del Barcelona era compañero de Mingueza.

Sí, jugamos algunos años juntos. Fue de los primeros amigos que hice al llegar, yo era cadete de segundo año pero me pusieron en el juvenil B y fue de los que más me ayudó a integrarme. Me trató como si me conociera de toda la vida y estoy muy contento de que esté teniendo sus minutos en el Barcelona. Se lo merece.

"Siento un vínculo especial con los alemanes porque, cuando les digo que soy de Mallorca, sonríen"

decoration

Visto lo visto, ¿cree que usted también hubiera tenido esta oportunidad de llegar al primer equipo del Barcelona?

No me paro a pensarlo porque estoy muy contento en lo que está siendo mi presente. Fui muy feliz en el Barcelona los cuatro años que estuve y siempre le estaré agradecido, pero ahora estoy contento de estar en el Borussia.

No parece que la selección absoluta esté lejos de usted si sigue a este nivel en la Champions jugando en un club como el Borussia. Luis Enrique ha hecho debutar a Pedro Porro, que hasta hace dos días jugaba en Segunda.

No es algo en lo que me pare a pensar demasiado, pero si trabajo cada día es para que llegue algún día la oportunidad de jugar con la selección absoluta. Sería un sueño.

¿Cómo es la Bundesliga?

Está entre las mejores Ligas del mundo, es muy exigente porque hay muy buenos equipos, con grandes jugadores y no es fácil. Es un fútbol diferente al español, es más de ida y vuelta, la estoy disfrutando.

Están en cuartos de la Liga de Campeones, pero en la Liga van quintos. ¿Qué está pasando?

En un momento de la competición no estuvimos tan acertados y los resultados no nos acompañaron pero, en general, ahora volvemos a estar en una buena dinámica de resultados y el equipo está en la dirección correcta.

Es inevitable que le pregunte por Haaland. Usted entrena cada día con él, ¿es tan bueno como le vemos en los partidos?

Sí, es una bestia, un jugador total. Los del Dortmund somos unos afortunados por poder tenerlo en nuestro equipo y disfrutar de su juego.

¿Qué es lo que le hace diferente a otros grandes jugadores?

Más allá de todas las cualidades que tiene, destacaría su ambición para llegar a ser mejor jugador.

¿Guardiola tuvo tanta influencia en el fútbol alemán como se dice?

Guardiola ha influido en todos los equipos en los que ha estado, todos le recuerdan, pero creo que es muy difícil influir a toda una Liga. Es uno de los mejores del mundo, pero influyó en el juego del Bayern, no en el de la Bundesliga.

Usted ya empieza a aparecer en el mercado para reforzar a clubes importantes a pesar de que tiene contrato hasta 2024. ¿Le haría ilusión regresar a España?

Sí, es donde he estado casi toda mi vida y, por ejemplo, pasé cuatro años muy buenos en el Barcelona y uno siempre se sentirá mejor cuando está en casa. Pero es que no estoy pensando en eso porque estoy muy feliz en Alemania y ojalá pueda estar muchos años en el Borussia. La gente me trata bien, soy uno más entre ellos y eso lo es todo.

¿Sigue al Mallorca?

Por supuesto, le sigo mucho. Uno nunca se olvida de donde viene y de los que te han ayudado a estar donde estás. Estuve cuatro años en el Mallorca, de alevín de segundo a cadete de primer año, hasta que me fui al Barcelona.

¿Cree que ascenderá a Primera División?

Me ha sorprendido mucho el Mallorca de esta temporada porque después de un descenso de Primera nunca es un año fácil. Pero creo que Luis García Plaza está haciendo un trabajo espectacular, ha encajado perfectamente las piezas del equipo y el equipo está rindiendo en el campo. Basta mirar la clasificación para ver su rendimiento. Siempre seré un mallorquinista más y sería muy bonito verlo otra vez en Primera.

Usted todavía es muy joven. ¿Se imagina jugando en el Mallorca en su carrera profesional?

No lo pienso, pero nunca sabes qué puede suceder mañana. Volver a casa siempre sería bonito y jamás cerraré la puerta a una posibilidad de este estilo porque quizá en el futuro se da.

Da la impresión que a usted se le haría pequeño ir a un club sin aspiraciones de títulos, sea de la Liga que sea.

El fútbol es un deporte loco y hoy estás arriba y mañana estás abajo, pero la verdad es que lo que quiero es disfrutar del momento y no pensar en lo que vendrá. Quiero trabajar como el que más, como nunca he hecho, para que lleguen las cosas buenas.

También se le nota cómodo en la ciudad de Dortmund.

Vivo a diez minutos en coche de la ciudad deportiva, un poco a las afueras de lo que es el centro de Dortmund y he tenido suerte porque es una buena zona, con buenos vecinos y mucha tranquilidad. Es el lugar ideal para descansar y estar centrado en el fútbol y también para desconectar. Vivo solo, mis padres y algunos amigos me visitan cada dos o tres semanas, depende de la combinación de los partidos porque a veces no estoy mucho en casa por los viajes. Me siento muy cómodo aunque, eso sí, cuando tengo libre viajo a Mallorca.

¿Entiende el alemán?

Sí, me va muy bien. Cuando llegué empecé a ir a clases de alemán, durante varios meses, pero me di cuenta que en el vestuario se hablaba más inglés que el alemán, pero de ir oyéndolo a diario he aprendido mucho, lo entiendo bastante y ya puedo hablarlo un poco. Los alemanes están contentos conmigo en esta faceta.

¿Cómo le tratan los germanos?

Desde el primer día me han tratado fenomenal, me han ayudado a integrarme mucho y estoy muy feliz con ellos. Y siento un vínculo especial porque, cuando les recuerdo que soy de Mallorca, sonríen. Se nota que ellos disfrutan de la isla cuando nos visitan.

¿Qué le dicen sus amigos de Petra cuando le ven en la elite?

Me felicitan por lo que estoy consiguiendo, me animan a seguir porque mucha gente sabe que no ha sido fácil para mí.

¿Qué es lo que más echa de menos de Mallorca?

La familia, los amigos, pero a pesar de la distancia tengo mucho contacto con ellos, les siento muy cerca de mí. Y lo que más echo de menos es el sol del Mallorca, el cielo está muchos días gris en Dortmund. Pero después lo disfruto más cuando viajo a la isla.

Compartir el artículo

stats