El presidente del San Francisco, Amedeo Spadaro, ha mostrado su indignación por el hecho de que la Policía Nacional, a instancias de la Conselleria de Salut, interrumpiera el jueves durante media hora, "con un importante despliegue", el duelo entre el infantil C del equipo local y el Son Sardina al sospechar que había "cuatro niños positivos por covid-19". El italiano lo ha hecho público a través de una dura carta publicada en las redes sociales y que ha recibido el apoyo de la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB). Transcurrida la inspección, el San Francisco ha denunciado la grave equivocación porque la información que manejaba la Policía era falsa, con el consiguiente trastorno que provocó esta actuación. De hecho, se disculpó y se marchó tras aclarar el motivo de su presencia, según explica el propio dirigente de la entidad de Ciutat.

Esta es la carta de Amedeo Spadaro:

"TRISTEZA E INDIGNACIÓN!!!!!!!!

Ayer por la mañana, por orden de la Conselleria de Sanidad, la Policía Nacional, con un despliegue digno de las mejores películas de acción, tomó literalmente el campo del San Francisco y paró durante 30 minutos el partido que nuestro infantil C estaba disputando contra el Son Sardina. Según nos han notificado venían a parar el partido porqué había 4 de nuestros niños positivos en Covid. A la hora de la verdad: se habían equivocado!!! La información que Sanidad había pasado a la Policía era incorrecta: no había ningún positivo. Los policías pidieron disculpas y se fueron. Estamos tristes e indignados. Indignados porque, con ese despliegue policial, se está tratando un grupo de niños de 11 años que juegan un partido de futbol como si fueran una banda de narcotraficantes. Indignados porque se envía esa cantidad de fuerzas de seguridad sin estar seguros de que la información es correcta (La policía tiene mejor cosas que hacer que ir a parar partido de niños). Indignados porque nuestro club, así como todo el mundo del futbol, ha sido modélico en la actuaciones de prevención y control de la pandemia. Tristes porque no podemos quitarnos de la cabeza un posible relación entre esta y otras actuaciones (a las 9h00 de la mañana de ayer se personaron a las instalaciones inspectores/informadores de sanidad para controlar que se cumplía el protocolo) y las reivindicaciones legitimas de todo el Futbol Balear reclamando la vuelta a la competiciones de los más pequeños. Esperemos, por el bien de todos, que no sea así. Hemos decidido hacer público este suceso para que la gente esté informada y sepa que no dejaremos de trabajar para la felicidad y el bienestar de nuestros niños".

Por su parte, la Balear ha emitido una nota en la que ha mostrado su respaldo al club palmesano. "La FFIB comparte la indignación del CD San Francisco al tener que sufrir un despliegue policial erróneo ante menores que solo hacían que practicar su deporte preferido. La FFIB, quiere mostrar su solidaridad con el CD San Francisco y condenar esta desproporcionada y errática actuación.  La FFIB desea que dicha intervención no tenga nada que ver las reivindicaciones legítimas del fútbol balear, reclamando la vuelta a la competiciones de los más pequeños, menores de 12 años (prebenjamines, benjamines y alevines).  Finalmente, la FFIB sigue esperando una respuesta a la petición oficial que el presidente Miquel Bestard realizó hace casi un mes con la presidenta del Govern, Francina Armengol, para tratar esta cuestión".