Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Voleibol

Dreyer: «Asumo este fracaso personal pero no a nivel de club»

El técnico del Urbia U energia Palma hace autocrítica de este curso y sienta las bases de futuro

Marcos Dreyer da instrucciones a sus jugadores durante un partido disputado en Son Moix.

Marcos Dreyer da instrucciones a sus jugadores durante un partido disputado en Son Moix.

Cuatro días después de cerrar la temporada con la decepcionante eliminación a manos del Melilla Sport Capital en el play-off por el título de la Superliga, Marcos Dreyer se muestra autocrítico y señala las claves a mejorar de cara al próximo curso.

«Sigo decepcionado conmigo mismo por no haber sido capaz de darle la vuelta a la situación y es donde ahora tengo que centrarme para mejorar siendo capaz de sacar más del equipo», confiesa el entrenador del Urbia U energia Palma despejando dudas sobre su continuidad en el proyecto.

El técnico brasileño reconoce que las expectativas levantadas en la pretemporada y los resultados acumulados hasta alcanzar la final de la Copa del Rey «hacen que ahora parece que el final ha sido horroroso porque nunca antes nos habíamos encontrado con tantas derrotas al final de temporada y eso me llevó a la resignación en los últimos dos meses».

«El gran problema fue que la derrota siempre se justificaba y permití que, a nivel interno, nos agarráramos a las excusas del covid o las lesiones», dice Dreyer. El máximo responsable deportivo del Urbia U enegia asume el «fracaso personal pero no a nivel de club» al reivindicar el papel en el torneo del KO. A partir de entonces, Dreyer atribuye los malos resultados también a la «pérdida de la identidad que teníamos otros años» y no esconde haber sentido «falta de liderazgo y que el jugador, en las malas, fuera capaz de tomar las riendas».

Futuro inmediato

Dreyer ha reconocido que esta semana ya se han «iniciado conversaciones y habrá reuniones» en clave a la próxima temporada, siendo consciente que la pérdida de Miquel Jaume es «muy importante porque el Palma Futsal nos abrió una nueva vía de supervivencia y, a pesar de que es un club autosuficiente, la figura del presidente aportaba su garantía personal quedando ahora pendientes de esta incertidumbre».

«En unas semanas vamos a saber qué nivel de plantilla podremos tener pero mis planes pasan por hacer un equipo de garantías, aunque el nivel de la Superliga nos haga cambiar el rol de favoritos, teniendo que ser más certeros a la hora de negociar con los recursos que tendremos», expone el entrenador del equipo de Ciutat.

En este aspecto Dreyer apunta que el mercado de fichajes «ya está en marcha aunque nosotros estamos en desventaja para poder plantear ofertas en firme» además de dar importancia a los jugadores que «quieran seguir porque muchos ya tendrán propuestas y la nuestra no podrá ser de las primeras ni la más atractiva».

Proyecto 2021-22. Pernambuco quiere quedarse en la isla

En el apartado de renovaciones el nombre de Rodrigo Pernambuco figura como una prioridad para el Urbia U energia Palma. Marcos Dreyer se muestra optimista con la continuidad del opuesto brasileño al afirmar que «no será nada difícil convencerle porque está muy feliz aquí y se quiere quedar», además de asegurar que será «una buena pieza para empezar el próximo proyecto, lo que será muy importante para el club». Pernambuco, en su primer año en la Superliga, se ha destapado como uno de los máximos anotadores, superando la barrera de los 500 puntos, ubicándose entre los tres mejores de la competición como rematador.

Compartir el artículo

stats