Buenísimas noticias para Virginia Torrecilla. La centrocampista mallorquina ha regresado hoy a los entrenamientos con el Atlético de Madrid, un año después de ser operada de un tumor cerebral, que le ha mantenido apartada de los terrenos de juego. La futbolista de Cala Millor, de 26 años, ha sorprendido a sus compañeras acudiendo al Centro Deportivo Wanda Alcalá, donde ha recibido el cariño y un caluroso recibimiento por parte de las futbolistas y el cuerpo técnico que forman el plantel colchonero.

Paso a paso, Torrecilla va recuperando la sonrisa. La jugadora, a quien le fue diagnosticado un tumor cerebral en el mes de mayo de 2020, va cumpliendo objetivos y, tras recibir la última sesión de quimioterapia el pasado día 5 de marzo, ahora puede volver a ejercitarse junto al resto de sus compañeras, tras un año complicado en el que nunca ha desfallecido.

La futbolista, criada en la cantera del Collerense, ha sido un ejemplo de superación en todo momento y día tras día ha ido mostrando su progresión en el que ha sido el año más complicado de su vida.

Jugadoras y cuerpo técnico del Atlético de Madrid celebran el regreso de la mallorquina. AT. MADRID

Pese a haber perdido mucho peso y masa muscular, la centrocampista mallorquina ha compartido a través de sus redes sociales su progresión, en unos meses en los que ha seguido ejercitándose sin pausa, pero siempre con precaución.

Virginia se ha vuelto a ejercitar hoy en las instalaciones deportivas del Wanda Alcalá y lo ha hecho en el gimnasio que el club tiene en dicho centro. Todavía habrá que esperar un poco para ver a la futbolista sobre el verde, después de un año de prácticamente inactividad deportiva.

“Qué alegría volver a verte”, ha publicado el club colchonero en sus redes sociales. Un mensaje cargado de optimismo que ha acompañado con cuatro instantáneas del día.

"Pues sí, empezamos a entrenar otra vez y no sabéis las ganas que tengo", ha reconocido la futbolista en un vídeo que ha realizado el club colchonero en su regreso a los entrenamientos. "Este último mes ha sido muy pesado, un poco duro, seguramente más de lo normal y lo he tenido que dejar todo para descansar", ha manifestado la jugadora. Ya en el vestuario, después de que sus compañeras le realizan un bonito pasillo, Virginia ha dado las gracias y ha indicado que poco a poco "empieza a ir para arriba". "Espero estar muy pronto con vosotras, si no puede ser ahora, sí la temporada que viene. Ahora toca seguir", ha ensalzado la centrocampista colchonera.